El silencio y sus múltiples encantos

Por Ana Gabriela Rodríguez viernes 8 de noviembre, 2019

El día a día nos arropa en el ajetreo de los sonidos, las llamadas, las reuniones, los momentos compartidos. Pocas veces nos acerca a la soledad o a la búsqueda de un espacio de paz, un espacio sin reglas. Solo para ser.

Estos últimos días me regale momentos para mi misma, momentos de puro silencio para encontrarme con ese yo que tiene tanto que contarme. Un privilegio que muchos nos arrancamos porque no sabemos lidiar con nuestras voces o tal vez con nuestros rincones mas profundos.

Usualmente queremos conocer a los otros, leerlos y no dejarnos engañar por apariencias o demás, nos olvidamos del espacio personal de estar con uno mismo y de realmente conectar con lo que queremos.

El mundo se ha vuelto tan acelerado, estamos rodeados de tantos cambios, sociales, políticos, guerras y otros asuntos, que nos volvemos un sistema automático de respuesta reactiva…no cultivamos la tan necesaria serenidad. Practicamos la ignorancia selectiva para no hacernos daño o para tapar el sol con un dedo… no es que este mal, es que nos aleja de nosotros.

En estos días el silencio me contó que puede regalarnos respuesta, soluciones, claridad. Puede regalarnos un mapa de ruta de a dónde queremos ir y de identificar realmente qué nos está pidiendo nuestro cuerpo y nuestra alma. El silencio es un sistema de remedio, nos aleja del estrés, de la ansiedad, nos ayuda a indagar nuestras emociones y hacer las paces con ella.

Una de las fuentes que hace mas ruido, de forma silenciosa, es el teléfono móvil. En ocasiones pasadas he podido observar la ansiedad y dependencia que tenemos de estos aparatos. En mi caso me siento incompleta e inquieta cuando no lo tengo, y ahí, vuelve la sorpresa de lo mucho que tenemos que trabajar esa desconexión del ruido externo.

El silencio me conto que tiene varios encantos, los puedo detallar así:

  1. Te libera, te brinda una sensación de paz merecida
  2. Te reinicia, te prepara para nuevas aguas
  3. Te contesta, te aclara dudas, te ilumina
  4. Mejora tu memoria, aporta a tu concentración
  5. Te hace crecer, te llena

A todas las almas vibrantes, llenas de ruido, colores, ideas, de las que no paran, como la mía… los invito a tener una cita con el silencio, a invitarlo un ratico a formar parte de nuestra agenda. Creo firmemente en aventurar en nuestros hábitos y en nuestras acciones, a innovar incluso en nuestras rutinas…

Quisiera poder presentarles al silencio, pero él me dijo que llega a donde lo llama el alma y el corazón, esa parte de encontrarlo, se las dejo a ustedes que me leen.

Nos vemos en silencio, pero nos vemos.

 

Anuncios

Comenta