El show no debe continuar

Por Johnny Nieto domingo 22 de marzo, 2020

El mundo está paralizado a merced del coronavirus COVID-19. La pandemia ha generado pánico en la humanidad. Ha demostrado ser una trituradora
que arrasa con todo sin distinción de razas, estatus sociales, religiones, etc. Tanto así, que ha logrado detener sin piedad a la principal actividad deportiva en el universo, el fútbol.

La soberbia y la calculadora sangre fría con la que se imponen siempre las decisiones en torno al deporte rey no se han dejado ver en esta oportunidad. Aquella conducta en la que siempre el negocio está por delante, desapareció como por arte de magia, dándole paso a la sensatez y valorando de la manera que merece al ser humano y su salud por sobre todas las cosas.

Esto nos da una idea de la gravedad de lo que por estos tiempos está enfrentando la humanidad, para quienes aún se muestran incrédulos ante la situación. La actividad se ha ido congelando en los cinco continentes, en la medida que la plaga se propaga con voracidad.

Lo peor es que el panorama es incierto, cuando observamos que estas paralizaciones no tienen siquiera una fecha aproximada de restablecimiento. Al punto de trasladar a junio de 2021 tanto la Copa América y Eurocopa que iban a celebrarse en junio próximo. Sin mencionar el mundial de clubes que también se podría mover de fecha, pautado inicialmente para diciembre de este año.

El panorama invita a pensar que el fútbol dominicano también se verá afectado por la pandemia del COVID-19. La sexta temporada de la Liga Dominicana de Fútbol tenía como fecha de inicio el sábado 21 de marzo, pero ya la Federación Dominicana de Fútbol suspendió actividades y tras el anuncio de las medidas tomadas por el gobierno nacional, no queda otra alternativa que esperar una postergación del arranque de la LDF 2020.

El calendario ya estaba muy ajustado para la LDF luego de la modificación de fecha debido a las elecciones del pasado 15 de marzo, día que inicialmente daría comienzo el fútbol nacional. Ahora que posiblemente no sea una semana de espera, sino dos o tres por lo menos.

¿Qué implicaría para el fútbol rentado del país? ¿Acortar el calendario? ¿Modificar el formato? En fin, muchas interrogantes que seguro serán
consideradas a la hora de la toma de decisiones.

Por ahora todos estamos en el mismo equipo y partido frente al coronavirus. La estrategia que debemos usar como dicen por ahí, es como la del “cholo” Simeone con el Atlético de Madrid, “encerrados y saliendo poco”.

Comenta