El Senado de EE.UU. confirma a Rick Perry como secretario de Energía

Por El Nuevo Diario jueves 2 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El Senado de Estados Unidos confirmó hoy al exgobernador de Texas Rick Perry como próximo secretario de Energía para el Gobierno de Donald Trump.

Con una votación de 62 a favor y 37 en contra, Perry aterrizará en el Departamento de Energía tras estar al frente del estado con mayor producción de hidrocarburos del país durante 15 años (2000-2015).

Rick Perry, de 66 años, fue uno de los rivales de Trump en las elecciones internas republicanas para obtener la candidatura presidencial, pero se retiró prematuramente de la contienda ante el bajo apoyo que estaba teniendo en las encuestas.

Trump ha mostrado escéptico en numerosas ocasiones sobre los efectos del cambio climático y está desmantelando muchas de las protecciones ambientales que había impulsado su predecesor, Barack Obama.

Asimismo, una de sus primeras medias al llegar a la Casa Blanca fue desbloquear la construcción de dos grande oleoductos que la Administración de Obama había paralizado, el Dakota Access y el Keystone XL.

"Estoy comprometido a modernizar nuestro arsenal nuclear, promocionar y desarrollar la energía estadounidense en todas sus formas, avanzar la fundamental misión científica y tecnológica, y cuidadosamente disponer de nuestros residuos nucleares", afirmó Perry durante sus audiencias de confirmación.

En un embarazoso episodio durante uno de los debates presidenciales de las elecciones primarias republicanas de 2012, a las que se presentó, Perry enumeró tres agencias federales que consideraba innecesarias en aquel entonces.

Pero se le olvidó la tercera, el Departamento de Energía que ahora va a dirigir.

Perry también fue artífice del llamado "milagro texano": regada por los altos precios del petróleo de los últimos años, la economía del estado despuntó durante su mandato en creación de empleo y atracción de empresas mediante estímulos fiscales.

Casado y padre de dos hijos, el que ahora se convertirá en la cabeza del Departamento de Energía, dejó su cargo con un 60% de popularidad, aunque con la incertidumbre de la bajada de los precios del crudo.

Apple Store Google Play
Continuar