El remedio infalible contra el machismo en el Día Internacional de la Mujer

Por Elvis Valoy miércoles 8 de marzo, 2017

Este miércoles se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha proclamada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en memoria de alrededor de 130 mujeres trabajadoras que un 8 de marzo de 1908, murieron en un incendio en una fábrica en New York.

La fecha es propicia para reflexionar sobre la perversa, ruin, enfermiza y cobarde discriminación de las mujeres en la sociedad dominicana, exclusión que se refleja en todas las clases sociales, y que hace urgente la creación de nuevos valores que impidan la violencia en contra de las féminas.

Las cifras de feminicidios en nuestro país son alarmantes y demuestran el grado de alienación del macho dominicano, enajenado con una cultura dominicana que lo lleva al asesinato de mujeres.

Hace algún tiempo hice un planteamiento con lujo de detalles para crear la Ciudad-Mujer, un espacio que permitiría empoderar a nuestras mujeres, hacerlas crecer y protegerlas de un machismo vil que las persigues y las elimina. En países como El Salvador se ha puesto en prácticas este proyecto con muy buenos resultados.

Siempre resalto que la lucha de la mujer es y será la lucha más larga de la humanidad, pues en todas las instituciones se le discrimina, se les aísla, hostiga y golpea. Desde las llamadas iglesias, pasando por los medios de comunicación, hasta las empresas, la mujer es un simple objeto a utilizar, lo que ratifica los brutales valores machistas de la sociedad.

Por mucho tiempo hemos sido víctimas de un constante bombardeo anti-femenino que obnubila a los hombres, y que en muchos casos los lleva a la violencia en contra de las mujeres.

Si hay un ejemplo del oscurantismo ideológico que abate a los hombres es la música nuestra, la cual es un ejemplo de la cultura machista que se respira en todos los estamentos sociales. El merengue, la bachata, la música urbana, regularmente expresan en sus líricas el menosprecio por las mujeres.

Si trabajáramos en crear contra-cultura de estas relaciones machistas que dirigen a la sociedad dominicana, estoy completamente seguro de que los niveles de violencia y discriminación en contra de las féminas descenderían considerablemente.

Hay que desmontar el machismo en nuestro país, que lo único que origina es sangre, lágrimas y violencia. Se necesita una cruzada que motive a darle las espaldas a los que se dedican a reproducir discursos ofensivos en contra de nuestras mujeres.

Que sirva este nuevo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para que reflexionemos a fin de trabajar por nuevos valores que nos lleven a superar el lastre del machismo, aberración mental que tanta desgracia ha ocasionado.

 

Comenta