El racismo en Estados Unidos: Es una maldición

Por Francisco Rafael Guzmán martes 2 de junio, 2020

Precisamente en plena expansión de la Revolución Industrial en Europa, es decir en la década de 1860, pero específicamente el 1ero. de enero de 1863, se produce en Estados Unidos la Proclamación de Emancipación de los Esclavos o Proclamación 95. Ella fue una proclama presidencial y una orden ejecutiva del presidente Abraham Lincoln. Más de 3, 500,000 esclavos fueron liberados en diez Estados; sin embargo,  los  que fueron liberados inmediatamente fueron entre 25,000 y 75,000. En más de cuatro Estados no se pudo dar la  libertad a los esclavos porque todavía estaban en guerra.

Ahora bien, esa proclama marca un hito en la historia de los Estados Unidos, porque no hay régimen social y político y ni modo de producción más odioso  que el esclavista, pues priva al ser humano de toda libertad. Nada más hay que imaginarse a un ser humano siendo obligado a trabajar por otro hombre, es decir, siendo avasallado por la fuerza, sin ningún derecho a remuneración y sin derecho a preservar su propia vida, porque podía ser matado.

No es tan casual que fuera en esa década que se diera el paso hacia la extinción de la esclavitud en los Estados Unidos, aunque en otros países más atrasados se dio antes y en otros se dio después. En Haití en 1804 y en lo que es hoy la República Dominicana entre 1822 y 1843, pero en Brasil se proclama el fin de la esclavitud el 13 de mayo de 1888. No fue tan casual que se produjera la liberación de los esclavos en Estados Unidos, porque por ejemplo, no era lo más rentable producir el algodón con la explotación de la mano de obra esclava que con la mano de obra asalariada, por el contrario se volvió menos rentable. Todo esto se da en un contexto de desarrollo industrial, los ferrocarriles unen la costa Este con la costa Oeste de Estados Unidos, aumento de la población urbana en diferentes países y la expansión del comercio. Inglaterra había exigido ya mucho antes de 1850 a sus colonias liberar los esclavos. El Canal de Suez fue construido en esa década para acortar distancias en las rutas comerciales.

Sin embargo, los culíes o coolies chinos del siglo XIX eran trabajadores que emigraban a diferentes territorios, Cuba y Santo Domingo y los culíes coolies nipones o japoneses que trabajaban en ese siglo en  Hawái, etc., que no eran esclavos porque recibían algún salario, pero se le trataba como a estos. Eran vendidos, vendría a ser la llamada  trata amarilla, y se le sometía a un trabajo brutal y con castigos corporales. Al igual que en el Saint Domingue francés del siglo XVIII y XVII en las plantaciones de caña de azúcar y otros frutos tropicales, en los Estados Unidos Hasta mediados del siglo XIX hubo una despiadada explotación de la mano de obra esclava en la plantaciones de algodón.

Es de ahí que, en el caso de nosotros los dominicanos que -por suerte- si no somos el país menos racistas o con menos prejuicios raciales del mundo estamos entre los menos racistas o con menos prejuicios raciales y la prueba está en la mezcla de razas o mestizaje, no debe sorprendernos que del en los haitianos existe mucho resentimiento. Esto se debe a que todavía quedan las reminiscencias de la odiosa esclavitud. En el imaginario de muchos de ellos, como hubo tierra arrasada contra el blanco, porque de otro modo no se hubiesen liberado del yugo de la esclavitud, el blanco o el hombre o mujer de tez clara representa al amo que los exploto a ellos que eran los esclavos por ser negros o de piel oscura.

La violencia racial en los Estados Unidos es un asunto viejo. Con la liberación de los esclavos en el siglo XIX, luego de que la Universidad de Georgetown en Washington vendiera esclavos que recibieran como ofrenda los religiosos católicos que la administraban y  mucho antes  el presidente Washington se mostró reticente a la liberación de sus esclavos, no se resolvió todo el problema, sino algo. La discriminación de los negros se daba en las escuelas, en los servicios de transportes y en otros lugares o espacios públicos. El matrimonio interracial era prohibido en E.U.

El estado conciencia social, en relación al Segregacionismo racial no ha cambiado mucho, pese a haber elegido un presidente afroamericano que gobernó por dos periodos. Muchas personas pensaron que las cosas iban a cambiar mucho con un presidente negro en Estados Unidos, la verdad es no fue tanto asi. Algo positivo del presidente Obama fue la distención cubano-estadounidense, pero los de otras libertades de que se habla eso puede ser objeto de discusión.

El odio racial se ha recrudecido en  los últimos tiempos en los Estados Unidos, sobre todo después del ascenso al poder de Donald Trump, que según parece favorece a los que creen en la supremacía del hombre blanco anglosajón, entre los cuales parecen hay muchos miembros del Partido Republicano, paradójicamente el partido de Abraham Lincoln. El ku klu klan es una organización racista que plantea la supremacía del hombre blanco y se fundó después que termino la Guerra de Secesión.

Esa organización racista llegó tener entre 4 y 5  millones de miembros en sus inicios, a finales del siglo XIX, pero entre el 2000 y el 2005 se le calculaba que tenía 3,000 miembros. Esa entidad ha planteado el segregacionismo racial y ha practicado actos de violencia racial.

La primera revuelta de esclavos negros en Estados Unidos, probablemente fue la que se produjo en agosto de 1831 que costo las vidas de alrededor de 50 blancos,  encabezada por Nat Turner (Isaac Asimov: Historia y Cronologia del Mundo-La Historia del mundo desde el Big Bang hasta 1945. Barcelona, ed. Ariel, 2013, pág. 498).   El racismo es una verdadera maldición en los Estados Unidos y lo ha sido en todo mundo.

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar