El procurador atrapado entre la mafia de Odebrecht y el PLD…

Por Salvador Holguin lunes 22 de mayo, 2017

El jueves de la semana que recién concluyó el jefe del Ministerio Público, Jean Alain Rodríguez, anunció con bombos y platillos que llegaron los documentos con los nombres de los funcionarios y legisladores que recibieron los 92 millones de dólares de sobornos y sobrevaluaciones de la empresa Odebrecht entregados en la República Dominicana por su representante, Ángel Rondón.

Lo dicho esta semana por el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, de que “habrá consecuencias, nombres y sometimientos a la justicia en los próximos días”, hay que tomarlo con una pinza, ya que el comandante en jefe de Jean Alain es el presidente Danilo Medina, y pudiera ser que en su afán de seguir en el poder y con “la ñoña puesta”, utilice el caso Odebrecht para sacar de circulación e inhabilitar a líderes políticos como los expresidentes Hipólito Mejía y Leonel Fernández, que son los dos únicos que están hábiles para aspirar a la presidencia en el 2020 sin ningún impedimento constitucional, a diferencia de Danilo que el artículo 124 de la Carta Magna lo imposibilita para ser candidato nueva vez, a menos que esté dispuesto a comerse dos tiburones podridos y hasta una ballena en descomposición si fuese necesario para lograrlo.

Hay que esperar el desenlace de los acontecimientos porque el procurador Jean Alain Rodríguez está metido en una encerrona. De hacerse lo que él viene diciendo sería la primera vez en la historia dominicana que en un gobierno meten preso a personas del mismo partido que está en el poder, en este caso serían del PLD, y es ahí donde “la puerca retuerce el rabo contó y cabeza”, porque el Partido de la Liberación Dominicana de los últimos 20 años ha gobernado 17, y justo en esos periodos es que Odebrecht más ha operado en el país.

Una fuente nos informa que en este momento hay un tranque con el caso Odebrecht en el PLD, porque dentro de los que piensan sacrificar está el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, del litoral de Leonel Fernández, y ellos dicen que lo aceptan pero si junto a Díaz Rúa someten al ministro Gonzalo Castillo. Según la misma fuente que nos pasó la información, y la cual es morada, nos revela que Gonzalo cuando llegó al Ministerio recibió de Odebrecht 5 millones de dólares, equivalente a unos 237 millones de pesos, con el compromiso de no tocar ningunos de los contratos que encontró en su institución, eso es sin contar los 800 millones que el “Pinto Odebreño” le entregó a la hermana del líder palaciego para comprar los diputados del PRD y hacer posible la reelección. Por esas razones y otras más que prefiero reservarme por el momento, es que digo que el procurador está atrapado entre la mafia de Odebrecht y el PLD…

Comenta