El presidente salvadoreño rinde homenaje a militares caídos durante 2016

Por El Nuevo Diario Miércoles 1 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, EL SALVADOR.- El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, rindió hoy un homenaje a los 20 miembros de la Fuerza Armada caídos en la labor durante 2016 a consecuencia de la ola de violencia que sufre el país centroamericano, informó la Presidencia.

El mandatario guardó un minuto de silencio durante una ceremonia de toma de protesta y entrega de bastón de mando a generales de la Fuerza Armada, en donde también entregó estatuillas y condecoraciones a oficiales y suboficiales de la institución.

"Muchos militares pusieron como ofrenda su vida en la misión de construir un país libre de violencia y delincuencia, es por ello que hoy rindo homenaje a los 20 efectivos militares caídos en el cumplimiento de su deber", manifestó Sánchez Cerén.

Durante el acto, el mandatario destacó la vocación de servicio de los miembros de la institución castrense e indicó que cada militar se convierte en parte fundamental del "nuevo El Salvador que estamos construyendo".

Sánchez Cerén también enfatizó en el "significativo" respaldo de la Fuerza Armada en el combate al narcotráfico, ya que junto a la Policía han incautado "considerables" cantidades de droga y dinero, y han ejecutado "importantes" capturas.

Actualmente, más de 10.400 efectivos castrenses colaboran con la Policía salvadoreña en diferentes tareas de seguridad, las cuales son implementadas en varios puntos del país centroamericano.

En 2016, un total de 20 militares y 47 efectivos policiales fueron asesinados.

Según cifras oficiales, el 63,7 % de los 303 asesinatos de miembros de las fuerzas de seguridad que El Salvador registró entre 2011 y 2016 fueron perpetrados por las pandillas.

El Salvador es asediado por las pandillas Barrio 18, Mara Salvatrucha (MS13) y otras minoritarias a las que el Gobierno acusa de mantener los altos índices de criminalidad que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo.