El presidente no está conforme con el aumento a los médicos. ¿Sabes por qué?

Por Ling Almánzar lunes 21 de diciembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader está inconforme con el 30 % de aumento salarial que recibirán los médicos a partir del año próximo. La razón es que, según él, ese incremento es insuficiente y los médicos necesitan más reajustes y mejor calidad de vida.

El acuerdo, firmado hoy en el Palacio Nacional, beneficiará al personal médico y entrará en vigencia el 1 de junio de 2021. Galenos y pensionados serán favorecidos, y las partes -el Gobierno y el Colegio Médico Dominicano (CMD)- se comprometen a cumplir lo pactado.

Abinader afirmó que aún no se ha alcanzado el “salario justo” para los médicos, puesto que estos son los que arriegan su vida y su salud tratando de salvar las de otros.

Este reportero le preguntó sobre la garantía del cumplimiento, y observó que el presidente del CMD, Waldo Ariel Suero, no cree en el acuerdo hasta que no se haga efectivo, ya que muchas veces lo engañaron en el pasado.

El mandatario detalló que en todas las reuniones celebradas con el CMD, durante tres meses de discusiones, participó el director general de Presupuesto para identificar las fuentes financieras del aumento.

Además, se mostró consciente de que un posible incumplimiento generaría serios disgustos y desataría huelgas y paralizaciones en los hospitales públicos, lo cual afectaría principalmente a los más desposeídos.

Por su parte, Suero subrayó que en el pasado se burlaron de él y lo obligaron a paralizar hospitales, en protesta por el incumplimiento de lo acordado con las anteriores autoridades. Es más: después que terminó el acto del convenio, se definió como “huelguista” y defensor de la clase médica.

Él se ha convertido en un líder médico, seguido por cientos de galenos que se ven representados en él. Así que, más que el presidente del CMD, Suero es el vocero de todo un gremio y el adalid de las luchas más candentes por aumento salarial y otras reivindicaciones.

Por cierto, salió en defensa de los médicos asegurando que el 98 % de los galenos cumple su horario laboral, y atribuyó a distorsiones la versión de que no trabajan lo suficiente.

Suero ha demostrado es que, cuando no tiene más salida, se lanza a las huelgas y paraliza los centros hospitalarios. Lo que busca es mejoría para sus compañeros médicos, con un enorme respaldo de estos.

Su método huelgario ha sido fructífero: en ocasiones, cuando el juego se tranca, han tenido que dialogar con él, en la mesa de las negociaciones.

Los ingresos de los facultativos se han incrementado sobremanera, pero aún no es suficiente: el presidente quiere más para ellos.

Raquel-Waldo: el dúo de la armonía

Al acuerdo se llegó después de intensos debates y encuentros. Fueron tres meses de desacuerdos y tropiezos, donde cada parte ponía sus cartas y el otro las barajaba. Al final salió lo posible: un pacto canalizado por la vice Raquel Peña y el señor Suero. De un lado, la dama del Palacio; de otro, el “huelguista” de los médicos.

La armonía reinó entre ellos: el trato femenino calmó la agitación del médico. De hecho, el convenio fue suscrito por ambos, teniendo al presidente como patrocinador y autor intelectual.

Desde ya, se vislumbran nuevos encuentros y diálogos; además, nuevas batallas se acercan, y ambos se volverán a sentar para librarlas juntos. Lo importante es que ambos están dispuestos. Los volveremos a ver.-