El presidente Abinader está siendo muy mal asesorado

Por Elias Samuel Rosario Mata martes 6 de octubre, 2020

El proyecto de ley para aumentar los impuestos en un momento, en que la crisis económica tiene a la clase más desposeídas sumida en un estado de angustia y desesperación. Encendió las redes sociales, con el repudio a dicha propuesta. El slogan de campaña “Se Van, Se Van” el grito de guerra con que expulsamos al PLD del poder, volvió a resonar con la fuerza de un contundente rechazo a la gestión de Abinader.

¡Que lamentable! Ver como la imagen del joven presidente comienza a deteriorarse en tan pronto tiempo. Nadie duda de las buenas intenciones del presidente Abinader, pero debe tener más precaución con la falta de discernimiento, que están demostrando algunos de sus asesores. ¿Cómo es posible que lo hayan inducido a proponer un aumento de impuesto, que recae sobre la clase media y baja, que son las más golpeadas por la pandemia?

Las crisis son constantes en toda administración de gobierno, pero son los equipos de asesores, que deben aportar iniciativas para convertirla en oportunidades de proyección para la imagen del presidente. Antes de proponer dicha medida, debieron colocar sobre la mesa todas las opciones. Para no provocar a un pueblo, que está comenzando a sentirse decepcionado, por la continuidad del endeudamiento y el poco avance de los sometimientos judiciales contra la pasada corrupción.

En sus primeros pasos, el nuevo gobierno ha estado alejándose de quienes los llevamos al poder. Por ejemplo, no darles prioridad a los dirigentes de las bases, que se fajaron a buscar los votos. Ni cumplir con el acuerdo de un 20% de posiciones para los aliados, que determinaron la victoria en primera vuelta. Mientras que, tres y hasta cuatros miembros de una sola familia han sido nombrados.

Son decisiones erráticas, que han creados muchas frustraciones. Olvidar que las bases son el sustento de un partido y que los aliados inclinaron la balanza en el triunfo electoral. Es cavar su propia tumba para las próximas elecciones. Poniendo en peligro la continuidad del partido en el poder y abriendo un espacio para el retorno del PLD.

¿Por qué los asesores no le aconsejaron al presidente, implementar un plan de austeridad, incluyendo rebajas de los salarios más alto y eliminación de privilegios? La respuesta es obvia, ellos mismos serian afectados. No van al gobierno procurando el desarrollo del pais, sino para aumentar sus riquezas. Es por ello, que están proponiendo privatizaciones disfrazadas de alianza publico privadas para adueñarse de las pocas empresas que les quedan al Estado y de los servicios públicos.

¿Por qué no recomendaron reducir el presupuesto y mejorar el gasto, eliminando asesores, viáticos, ministros sin cartera y un largo etc.? ¿Por qué no la eliminación del barrilito, el cofrecito, exoneraciones, bonificaciones, extravagantes pensiones? Esos temas son parte del cambio, que todos esperamos, pero son intocables, porque van en contra de sus intereses.

Otra opción que pudieron tomar en cuenta, es la revisión del contrato con la Barrick Gold. En este momento la onza de oro tiene precios récords, somos el cuarto país exportador de oro del mundo y el primero de América Latina. Es inadmisible continuar con los mismos viejos contratos, con el extraordinario aumento del precio del oro, mientras aumenta la pobreza y para paliar la crisis se recurre al odioso endeudamiento.

¿Por qué no se preocupan por acabar con el abuso de las pensiones y liquidaciones a destiempo? como la del gobernador del Banco Central, que en el 2018 se autoliquidó con 60 millones de pesos. La vice gobernadora Clarissa de la Rocha con 50 Millones y Olga Diaz, asesora, con 30 Millones.  Igualmente, así lo hicieron otros asesores y asistentes. Repartiéndose 500 millones de pesos. 

El presidente Abinader está a tiempo, para corregir el rumbo, hacer el gobierno, que todos esperamos y optar por un segundo periodo.

Lic Elías Samuel Rosario Mata

Comenta