El PRD!

Por Germán Martínez lunes 9 de abril, 2018

Ser perredeista en otros tiempos, era un orgullo, era pertenecer a un partido cargado de luchas y de historia, era pertenecer a una agrupación de personas solidarias hasta lo indecible, era ser hermanos en la lucha política y en la vida.

El partido de José Francisco Peña Gómez era una cálida hermandad que generosa abrió sus puertas y vinieron gentes que distaban mucho de conocer y ser perredeistas y lo hirieron de muerte, y el patio del partido, y los cigarrillos compartidos comenzaron a ser parte de un pasado que nadie quiso recordar más.

Y el PRD de Winston, de Hatuey, de Fello Subervi y Franco Badia, de Milagros y Gineida, de José Antonio Najri, para no hacerlo muy largo se perdió en la increíble ambición de dirigentes que se olvidaron de las bases y se dedicaron a ejercer el poder para beneficio de sus grupos y para satisfacer sus ambiciones.

Ese partido inmenso, que uno todavía recuerda cuando era de todos y para todos, que uno vivió en la inmensa solidaridad de su líder, tiene que regresar de alguna manera para que pueda volver a conectar con el pueblo y sus raíces, para ser de nuevo la esperanza, para ser aliado de los jodidos y amigos del progreso de todos los dominicanos.

Ese partido puede hacerlo, Miguel Vargas Maldonado no debe ser el instrumento de los mismos grupos que hicieron la vida imposible de Peña Gómez, debe y tiene que ser el gran componedor de su partido, y comenzar por liberar el PRD del secuestro de que es víctima por parte de gente que no quiere ceder el espacio político que ya agotaron y convirtieron en negocio propio.

Si hay voluntad real de bajar a las bases y caminar las calles de la República con un mensaje nuevo y con visión de esperanza, el PRD se puede levantar, y eso lo necesita el país y la democracia Dominicana, ojalá y sea verdad que hay afanes de renovación y la cúpula del partido baje al pueblo.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar