El PRD y nuevos rostros de la política decente

Por Fernando Peña
Han asumido la militancia y responsabilidad política en el PRD bajo el criterio de que la ciudadanía no solo tener una serie de derechos y defenderlos a toda costa. También implica responsabilidades con el colectivo, con la sociedad en general.
Es el nuevo PRD que se va construyendo con rostros y gente joven, conjugando lo mejor de lo viejo con lo mejor de lo nuevo.
Proclaman el tener respeto por el otro… “Debemos empezar por mirarnos a nosotros mismos”, dicen.
Son jóvenes con nuevos paradigmas, nuevas herramientas, nuevos códigos de comunicación que asumen la responsabilidad de impulsar un cambio verdadero en la sociedad dominicana, y proclaman a viva voz que es un proceso que empieza en casa, en el colegio, las escuelas, las universidades, pero también tiene que haber esfuerzo de parte de los Gobiernos, de la sociedad civil, de los partidos políticos y sus lideres, abrazan al PRD porque así piensa Miguel Vargas, el presidente del partido blanco, el artífice de este cambio partidario.
El nuevo PRD le ha abierto las puertas a una nueva generación de jóvenes que empiezan a velar, a ver por algo más allá de su nariz, por un bien común para toda la sociedad que los involucre a ellos, a las mujeres, a los mayores, a toda la sociedad de manera integral.
El PRD ha hecho conciencia de que los jóvenes tienen y deben participar, abrirle espacios para que se involucren en lo público, estamos haciendo que la participación política vuelva a legitimarse. Hay que deesatanizar la implicación política en los jóvenes y la ciudadanía.
 El PRD está logrando que encaje su militancia con sus parámetros, dispuestos a hacer e involucrarse para cambiar la realidad que nos incomoda a todos.
Aunque para algunos les falta formación y rutas, ellos han llegado aquí, al PRD para validar la vía política como un camino para la transformación, y lo están logando construyendo este nuevo PRD que surge desde su historia, sus principios y la valentía y memoria de su líder Pena Gómez y sus luchas incansables con el pueblo dominicano.
Por Fernando Peña

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar