El polvo del Sahara contiene contaminantes “altamente peligrosos” para la salud

Por EFE domingo 26 de julio, 2020

EL NUEVO DIARIO; SANTO DOMINGO.- El polvo del Sahara que se desplaza hacia el país varias veces al año contiene contaminantes “altamente peligrosos” para la salud, según destacó este domingo una empresa de capital privado que, afirmó, realizó un estudio sobre el particular.

De acuerdo a una medición efectuada en el Distrito Nacional por la empresa GeSA Lab, la presencia de este fenómeno durante el último mes trajo partículas y materias orgánicos que multiplican las razones para usar mascarillas en exteriores, además de la protección contra la pandemia de COVID-19.

Un documento de la empresa afirma que las lecturas de muestras tomadas mediante instrumentos para medir la calidad del aire en siete puntos de la capital permitieron aislar e identificar colonias de hongos como Curvularia, Trichosporon, Fusarium, Geotrichum, Pestalotiopsis, Aureobasidium y Aspergillus.

“Algunos (de estos) con el potencial de agravar las condiciones de pacientes con deficiencias respiratorias e inmunológicas, además de provocar tos, irritación, conjuntivitis, dolor de garganta, alergias e irritaciones en la piel”, dijo la firma.

La empresa aseguró que la presencia de partículas tuvo una concentración considerada nociva según los indicadores de la calidad del aire de los Estados Unidos y el Reglamento Técnico Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, “casi triplicando” en algunos puntos los niveles tolerables establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Gracias al uso obligatorio de mascarillas en estos meses de pandemia, debe estarse reflejando una reducción de morbilidades asociadas a la exposición de estos contaminantes”, consideró la empresa, que en su página electrónica dice que fue creada en 2006 y se especializa en el “monitoreo y análisis del agua, suelos, alimentos y emisión de gases y calidad”.

GeSA Lab pidió a las autoridades sanitarias, de medioambiente, al Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y en especial a las alcaldías, a instalar una red de monitoreo de la calidad del aire y planificar y orientar el aseo urbano en las áreas de mayor tráfico.