El PLD: Confundiendo la estrategia con la táctica

Por Manuel Cruz domingo 24 de noviembre, 2019

Los extintos generales reconocidos como los más grandes de la historia; entre ellos, Alejandro, Aníbal, Atila, Temístocles, Escipión, Julio César, Filipo II, Pirro, Napoleón y muchos otros. Al margen de sus proezas, sus ejércitos y sus conquistas de extensos territorios, el elemento común de mayor valor e importancia de esas glorias sin duda alguna lo constituye el previo y efectivo diseño de una estrategia antes del despliegue de la táctica en combate.

Por eso, el gran filósofo chino y padre de la estrategia militar Sun Tzu; esgrimió con preclara precisión “que un ejército victorioso gana primero con la estrategia y entabla la batalla después”.

Descuidando la Percepción.

El legendario maestro estadounidense y padre de la consultoría política Joseph Napolitan estableció en una de sus recetas infalibles que, “la percepción es más importante que la realidad”. Desde esa perspectiva, el PLD ha olvidado que en el transcurso de un proceso electoral las ganancias y pérdidas se visualizan como una proyección anticipada de las elecciones. Sin embargo, el gobierno siendo quien más ha nombrado, tecnificado y acomodado a los profesores perdió la Asociación Dominicana de Profesores (ADP).

Por ese mismo despliegue táctico carente de estrategia acaban de perder en el Colegio Médico Dominicano (CMD) y, ahora están llevando al Colegio de Abogados de República Dominicana (CARD) al candidato con mayor debilidad.

De igual forma, se dejaron contaminar su ecología emocional de oportunistas del derecho e indoctos del pragmatismo político y, externaron su férrea oposición contra la candidatura de Leonel por el Partido de los Trabajadores de Dominicano (PTD) sabiendo que en un país como el nuestro hasta un gallo puede poner huevos al margen de lo que diga la ley.

Esa habilitación sin duda alguna se percibe como una derrota del PLD. Con el agravante, de que no se diseñó una estrategia para mitigar los embates expansivos de un informe contra el candidato presidencial, aun cuando hasta aquellos que no manejamos los tentáculos del poder hacía un mes que ya sabíamos de su inminencia.

Leonel =División de Oposición

Como la política es un ejercicio de acciones, ésta genera reacciones y emociones que casi siempre llevan a los actores aun sea de manera momentánea a olvidar su causa; máxime, cuando se apertura espacios para recibir consejos de analfabetos funcionales y emocionales que solo ven la política como un ring para el bombardeo de resentimientos. Por tal razón, por esa euforia desmedida no acaban de entender que aun con el porcentaje que le resta Leonel a Gonzalo con ser candidato; lo que más le conviene al PLD es que Fernández pueda participar. En su defecto, sus esquiroles hidrofóbicos amparados en una hiperbólica sed de venganza marcharían directos a votar por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) en primera vuelta.

En ese sentido, amparados en el principio del filósofo francés Maurice Blondel de que “el futuro no se prevé, sino que se prepara”, el PLD debe utilizar los juegos del poder de Dick Morris y mover sus peones, sus torres y sus arfiles para proteger a su rey. Por ello, debe también habilitar a Ramfis para dividir la oposición en 4 en el entendido de que Luis le lleva casi un 15% a su propio partido, eso significa que hay un segmento que solo le apoya en un escenario polarizado sin otras opciones. Sé que el PLD está trabajando para una 1ra vuelta, pero, hasta en el béisbol cuando se está perdiendo llevan al montículo a sus mejores relevos solo para detener el avance del contrario.

El Escenario de 2da Vuelta.

El rey de Prusia Federico II el Grande sentenció, que “el conocimiento del territorio donde se producirá la guerra es la base de cualquier estrategia”. Partiendo de esa premisa, es inconcebible que el PLD teniendo un mapa político en sus manos siga permitiendo que la propia estructura partidaria sobrepase en un 11% al candidato, aun cuando sabe cuáles son las causales de esa inercia. Asimismo, cuando ya hay un inminente balotaje buscando presentar fortalezas tácticas y no estratégicas; se permitió que el bloque progresista llevara en primera vuelta al candidato. La alianza debió ser solo municipal y mandar a votar de manera subrepticia en 1ra vuelta y, así en una 2da tener herramientas para calibrar la percepción.

En ese mismo orden, se ha fallado en la llamada dinamización del partido. 1ro, se nombró como presidente interino a un hombre brillante y con méritos, pero, que imposibilita una posible concertación a futuro con la facción que se fue. 2do, se está repitiendo el síndrome Hillary Clinton 2016, invirtiendo más tiempo y recursos para responder a Leonel que para vender al candidato, ignorando que vender a Fernández como una desgracia; para el electorado es lo mismo que decir PLD. Y, cual si fuera poco, en muchas de las provincias, municipios y circunscripciones han puesto a dirigir la campaña a muchos occisos despreciados por el pueblo.

Anuncios

Comenta