EL PLD agoniza 

Por Jesús M. Guerrero

“Los imperios decaen por dos circunstancias: la ineptitud y corrupción a nivel humano y moral de sus líderes y el despilfarro y la falta de austeridad en sus sociedades, corrompidas con el sustento fácil que proporcionan sus dirigentes.” Juan Eslava Galán

El pasado domingo fueron las elecciones internas para elegir los nuevos miembros del Comité Central del PLD, a diferencia de toda actividad de la organización morada que en el pasado paralizaba el país, está competencia interna paso sin pena ni gloria y con la única señal de que las renuncias al sentirse excluidos en un proceso sin sentido, ya que el rumor es que todos los nuevos integrantes de dicho organismo partidario estaban elegidos con anterioridad al proceso y lo mismo se vislumbra con la elección de los nuevos miembros del otrora poderoso Comité Político.

Tal cual un caudillo, el propietario de la SRL que es hoy en día el PLD, la está constituyendo a su imagen y semejanza. Toda dirección partidaria debe tener una actitud de genuflexión ante sus desmanes y excesos políticos que sacaron al PLD del poder y sobre todo lo desconectaron de su base social que durante años fue la clase media que hoy los aborrece.

La realidad es que la burla de dicho proceso, únicamente beneficiara al oficialismo y a la contraparte opositora que ante los ojos del país, al dejar la casa nacional morada sin militantes. El mismo destino del PRD y el tristemente célebre Miguel Vargas, se vislumbra el mismo final para Danilo Medina y el PLD.

El mismo ejercicio autoritario que los saco del poder, lo continúan replicando al interno de su partido, porque así como ejercieron el poder político como si el país fuera un feudo de su propiedad están “renovando” dicho partido al profundizar más la desconexión con la sociedad. En pleno apogeo de la era digital, el PLD exhibe políticos análogos y un ejercicio político retrogrado, van camino a desaparecer y ahora salen los gritos de aquellos que fueron cómplices con su silencio y omisión ante todo abuso cometido desde la cómoda sombra del poder.

Citó un fragmento de las memorias de Napoleón Bonaparte escritas durante su exilio en Santa Elena: “El hombre desanimado ya no sabe resolverse, no ve opción que no le parezca peligrosa y nada hay peor que indecisión en semejantes ocasiones.”

El temor a ser desplazados de sus espacios de poder a lo interno del PLD, los obliga a señalar a sus acólitos, sin entender que esto cercena la esencia de cualquier organización política cuando apostar a más democracia interna se traduce en más institucionalidad.

La incapacidad de participar u organizar procesos dentro de criterios democráticos del actual líder del PLD, es el principal talón de Aquiles de ese partido y lo que lo está conduciendo a su desaparición.

Creo prudente concluir con la siguiente frase de Rodolfo Walsh, citó: “A los imperios no los derriba nadie. Se pudren por dentro, se caen solos.”

Por; Jesús M. Guerrero

Comenta