El plan de gobierno más ambicioso y corrupto del PLD

Por Elvin Dominici jueves 4 de junio, 2020
Después de 20 años en el gobierno el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) viene con el plan más ambicioso de construcción de obras públicas” de la mano de Gonzalo Castillo (el Penco), la sangre nueva morada. Esta declaración de parte del oficialismo nos dio tenebrosas pesadillas, ya que la realidad es que todavía no se han resuelto ninguno de los problemas básicos de la sociedad.

Estos han acogido la desgracia del Coronavirus, tal como un niño espera con alegría el día de los Reyes Magos para hacer lo que les plazca sin la menor supervisión posible. La cultura corrupta inseminada en la raíces de toda la clase política del país, esperan los peores desastres nacionales para robarse los recursos del estado.

El estado de emergencia aprobado por el Congreso Nacional mediante la Resolución número 62-20 del 19 de marzo, les ha abierto las puertas al robo compulsivo. Las sobrevaluaciones abusivas de los insumos de salud para combatir la pandemia del Covi-19 están haciendo más ricos a los corruptos.

El robar no es suficiente para el presidente Danilo Medina y se burla a carcajadas de nosotros con el decreto 87-20 para crear la comisión de prevención de la corrupción. La misma está integrada por representantes del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Confederación Dominicana de la Pequeña y Medianas Empresas (Codopyme), Iglesias Católica y Evangélica, y de la Asociación Dominicana de Diarios. Dicha comisión no ha reportado un solo caso de irregularidad de corrupción en el estado de emergencia al día de hoy.

El Penco ha desplazado al Plan de Asistencia Social de la Presidencia de la República (PASP) y sale hacer campaña con los recursos del estado. Todos los productos de primera necesidad están rotulados con su cara haciéndole una competencia desleal a las cadenas más grandes de comestibles y servicios del país. Los productos que podemos enumerar son: Pencopan, Pencosalami, Pencoarroz, Pencoleche, Pencoviajes y Pencogas, entre otros. Por otro lado, la manipulación de la percepción de los medios de comunicación donde enfatizan sus aportes y ya lo han vuelto el segundo Mesías que vino a salvar al pueblo, ya que Danilo Medina es el primero.

Se han robado los préstamos aprobados por el poder legislativo para el financiamiento del Plan de Emergencia Nacional desde el 2009 hasta el presente año. Estos montos sobrepasan los US$ 1000 millones de dólares. Sin recursos de emergencia, solicitan en el mes de marzo otro préstamo por US$150 millones, con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) del Grupo del Banco Mundial. Peor aún, no es suficiente y ejecutan un nuevo préstamo  con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$650 millones. Descaradamente el candidato del PLD Gonzalo Castillo, ha controlado tanto los préstamos como las donaciones para enfrentar el COVID-19.

La guerra de las encuestas buscando vender al ganador por percepción y no por realidad, debaten quién será el próximo presidente. Podemos observar que después que los candidatos presidenciales expusieron sus planes de gobierno, el Penco sale ganador en todas las encuestas realizadas en las redes sociales y encuestadoras privadas como: Polimetrics y Mark Penn/Staywell, esta última le da un empate técnico con la oposición.

Los políticos corruptos siguen apostando al mismo manual de manipulación y de vender sueños a los borregos que van al matadero para votar por el PLD. La verdad es que por primera vez en la historia de la política universal, el presidente Danilo Medina entiende que restando se gana elecciones. Por ejemplo, Leonel Fernández renuncia después del fraude electoral en las primarias del partido y resta con esto el 50% de la militancia morada. Sale por otra puerta Roberto Salcedo ex alcalde del Distrito Nacional, se va el senador Amable Aristy Castro, entre otros. Actualmente la Casa Nacional del partido morado tiene muchos asientos vacíos y compañeros disgustados.

En este país hay muchos cobardes que sufren las precariedades e injusticias y aún así apoyan a este gobierno. Todos los que defienden el oficialismo y que están conscientes del daño que han causado a nuestra gente, no merecen ser dominicanos. La sobrevivencia de la República Dominicana está en juego y otra vez caminamos como chivos al matadero a defender con el voto a nuestro opresores, los que nos esclavizan a la miseria y nos usan a su antojo.

Hoy tenemos más que nunca que sacar del poder a los corruptos del PLD. Ese “plan de hacer lo que nunca se hizo”, nos ha costado muy caro, ahora con “el plan más ambicioso de construcción de obras públicas” de la historia, nos quedamos sin país y nos anexan con Haití.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar