El peligro de un general sin soldados

Por Junior Pérez martes 23 de febrero, 2021

Desde la llegada del presidente Luis Abinader a la presidencia de la República Dominicana, luego de haberse consolidado como el principal líder opositor, con nuevas ideas de cambio para eficientizar una nueva gestión en la manera de conducir los destinos de la nación dominicana. Es sabido por muchos que el Partido de la Liberación Dominicana hizo varias modificaciones a la ley de carrera administrativa, tal es el caso de la Ley 41-08, y la Ley 630-16, con la finalidad de a la hora de abandonar el poder, dejar a su servicio las tropas que durante 16 años prepararon.

¿Qué quiere decir esto? El presidente Abinader viene llevando a cabo una gestión formidable, sobre todo con buenas intenciones para seguir conduciendo los destinos de la nación, pero trasladándolo a un ámbito militar observamos que el Presidente es una especie de General estratega que sabe los mecanismos para ganar una batalla en cualquier escenario, pero sus estrategias no reciben el respaldo de un ejército unido y fortalecido, por lo que por más iniciativas, estrategias e ideas que tenga o que diseñe, no estaría siendo apoyado para triunfar en el conflicto mencionado. Usted como lector se puede percatar y asociar este simple ejemplo con la gestión gubernamental que lleva a cabo el Presidente de la República Luis Abinader.

Hemos visto reacciones de líderes como Ramón Alburquerque, Eddy Olivares, Guido Gómez Mazara, entre otros, donde resaltan la necesidad de que el Partido Revolucionario Moderno, pueda gobernar con su militancia, donde es entendible que desde el año 2004, muchos de esos militantes siguieron los destinos de sus líderes cuando surgió la división del Partido Revolucionario Dominicano hoy aliado al Partido de la Liberación Dominicana.

Muchos de los militantes “Revolucionarios y Modernos”, tienen la necesidad de querer aportar y servir a su patria, aunque se encuentren en el exterior por causas ajenas. Por lo que es bueno preguntarse ¿Por que si el PLD, pudo modificar la Ley 41-08 y la Ley 630-16, teniendo mayoría en ambas cámaras, por que el PRM, no lleva a cabo esta iniciativa?, otro de los pormenores es que en su discurso de campaña el candidato y hoy actual Presidente prometió dar prioridad a la militancia que con tanto esfuerzo permitió que hoy fueran gobierno, así un sin número de cosas pasaríamos analizando.

Sin embargo, sabemos que el presidente tomó las riendas de la nación en una crisis sin precedentes como lo han sido las dos Pandemia que han azotado al país, estas son: el Covid-19 y la otra es el Peledeísmo gobernante que durante 16 años desfalcó las arcas del estado nacional y convirtieron el estado en una especie de “Botín”

Por lo que, desde esta tribuna invitamos al presidente a honrar su palabra, su compromiso, y a que se pueda guiar a la militancia que durante 16 años ha esperado muy pacientemente y además a revivir la experiencia que tuvo la gestión que encabezó el Presidente Hipólito Mejía, durante el período 2000-2004, lo cual abrió los ojos demasiado tarde y no pudo optar por la reelección y peor aún, motivo a la población y a su militancia a que volviera el Partido de la Liberación Dominicana al poder en el año 2004. Reflexionen………….

Por Junior Pérez

Comenta