El partido de Lula planea una alianza con laboristas para una segunda vuelta

Por EFE miércoles 8 de agosto, 2018

EL NUEVO DIARIO, BRASILIA.- El Partido de los Trabajadores (PT), del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción, ya planea una alianza con los laboristas para una muy probable segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre en Brasil.

“Vamos a estar juntos en la segunda vuelta”, dijo hoy sobre los laboristas el candidato a vicepresidente del PT, Fernando Haddad, quien por la situación jurídica de Lula se ha convertido en el portavoz de esa formación de cara a la campaña electoral.

En una entrevista con la Radio Jornal, Haddad aseguró que el PT y el Partido Democrático Laborista (PDT), que tiene como candidato al experimentado político Ciro Gomes, “estarán del mismo lado para vencer a quienes están en el poder”.

Haddad fue proclamado candidato a vicepresidente por el PT en un complejo acuerdo con el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), el cual implicó que la abanderada de esa formación, Manuela D’Ávila, dejase sus ambiciones de lado para sumarse a la campaña de Lula.

Sin embargo, la situación jurídica de Lula, preso desde el pasado abril y condenado a doce años por corrupción, seguramente llevará a la justicia electoral a vetar su candidatura, pues las normas que rigen en el país impiden que una persona con una pena confirmada en segunda instancia, como es su caso, postule a algún cargo electivo.

La estrategia del PT y el PCdoB frente a ese impedimento legal, que sólo será confirmado una vez que se inscriban las candidaturas, el 15 de agosto, es que Haddad ocupe entonces el lugar de Lula como candidato, con D’Ávila como compañera de fórmula.

Hasta ahora, las encuestas que incluyen a Lula como candidato, lo sitúan como favorito, con 30 % de las intenciones de voto, y dicen que vencería a cualquiera de sus adversarios en una segunda vuelta.

Cuando el exmandatario no es incluido, lidera el ultraderechista Jair Bolsonaro (17 %), seguido por la ecologista Marina Silva (13 %) y el laborista Gomes, que con un 8 % es el candidato mejor ubicado dentro del llamado campo progresista.

Gomes intentó formar una coalición de izquierdas con el PT desde inicios de este año, pero la firme insistencia de esa formación en la candidatura de Lula generó unas serias fricciones y frustró todo intento de unidad.

Sin embargo, según Haddad, Gomes “es un amigo” y el PDT “estará” en la alianza que los progresistas formarán para la segunda vuelta, a la que se mostró convencido de que el PT llegará “con Lula como candidato”.

Si Lula fuera finalmente vetado, como se prevé en la justicia electoral, las posibilidades del PT pasarían por la capacidad que pueda tener el expresidente de “transferir” votos a Haddad y D’Ávila, quienes en conjunto, hasta ahora, atraen a poco más del 2 % del electorado, entre los que, según los sondeos, hay un 50 % de indecisos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar