El Parlacen y la política de cielos abiertos

Por Mihail Garcia jueves 6 de febrero, 2020

Recientemente los gobiernos de El Salvador y Guatemala suscribieron un acuerdo para impulsar una política de cielos abiertos entre sus países.

Esta política permitiría abaratar los costos de los vuelos entre ambas naciones ya que serían considerados domésticos. Vemos con buenos ojos que estos presidentes hayan tenido la voluntad política para anunciar esta medida que, ha estado en el tapete desde que la primera presidencia dominicana en el Parlamento Centroamericano impulsara una agenda de acciones que impactaran al ciudadano común de los países pertenecientes al Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

En ese momento el entonces presidente del Parlacen, Manolo Pichardo, decía que su interés era acercar el órgano legislativo del sistema a la sociedad y fruto de ello fue que se impulsaron a través de su presidencia políticas como la eliminación del costo de roaming en los países centroamericanos y caribeños; la creación de una política de cielos abiertos; la unión aduanera y la promoción de la ampliación del acuerdo del CA-4 para convertirlo en una Visa SICA.

Intensas jornadas de trabajo fueron llevadas a cabo por aquella junta directiva a los fines de que sus propuestas fueran acogidas por los presidentes de la región, debido a que el Parlamento lamentablemente no tiene facultades vinculantes y sólo puede proponer políticas para que los presidentes o los diferentes órganos legislativos nacionales de los países pertenecientes al sistema las acojan y motoricen.

En ese sentido, Pichardo visitó a todos los presidentes de los países miembros del SICA promoviendo sus propuestas y encontró acogida en muchos, pero parece que la voluntad política de los presidentes no fue suficiente.

El anuncio hecho por Giamattei y Bukele la pasada semana viene a reivindicar una de las políticas impulsadas desde el Parlacen, pero también nos llama a reflexionar sobre la necesidad de dotar a ese parlamento de las facultades vinculantes que les permitan legislar en materia de integración regional de manera que medidas que devengan en beneficio para la sociedad no tomen tanto tiempo para ser acogidas e implementadas.

Ojalá y esta política de Cielos Abiertos se expanda por todos los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana.

 

Por Mihail García

Comenta