El parangón…

Por JOSE ANTONIO MATOS PEÑA miércoles 23 de octubre, 2019

Es lo que trataremos de observar entre la decisión del profesor Juan Bosch en el año 1973, de líder del Partido Revolucionario Dominicano a presidente o líder del de la Liberación Dominicana, y el paso o decisión tomada el pasado domingo 20 de octubre 2019 por el doctor Leonel Fernández, lo cual dio lugar al anuncio de formación o modificación de un longevo partido del sistema, llamado de los Trabajadores Dominicanos (PTD), dejando presidencia, derechos y hasta intereses maritales en el proyecto viejo, dejados a su mejor suerte.

Recordamos, cuando teníamos alrededor de los 18 años, rumbo a los 19, habiendo caído preso en dos ocasiones por mi activismo político-estudiantil tras la anunciada presencia del Coronel Caamaño en el país, en función guerrillera, presencia ésta, detonadora de este colapso político, así como también contribuyó con lo propio, el debate entre sobre el “abstencionismo puro y simple” ó participación EN EL denominado Matadero electoral, entre el profesor Bosch y su alumno más avanzado, doctor José Francisco Peña Gómez, cuatro o cinco años antes, específicamente para las elecciones del 1970; recordamos, repetimos, esa noche en que reunida la mayor dirigencia del partido de toda la provincia Bahoruco, en casa de nuestros padres, cuando por la radio el profesor Juan Bosch anunció su salida del PRD y la formación del PLD; fui el primero en el conglomerado que anuncié mi paso hacia el sendero de Bosch, otros hermanos y miembro dijeron lo mismo, mientras algunos como Alfredo Perdomo, renegaron, y Néstor Matos, nuestro padre, dijo que la política se manejaba echándose un vaso de agua fría en la cabeza, que el profesor Juan Bosch no lo había llamado ni invitado a ese paso, por tanto debía esperar el desarrollo de los increíbles acontecimientos. Mi paso, tras el PLD y su líder se extendió hasta cercanos los días electorales del 1978 cuando entendí que los propósitos eran dos, uno, que el PRD no acceda al poder, y el otro, que Balaguer no descienda del poder, fueron mis reflexiones, abandonamos círculos de estudios, participación en el FEL y apoyamos en cuerpo y alma la causa perredeista.

El tranque hoy, la salida y cuasi formación de un partido y frente electoral de Fernández, plantean propósitos coincidentes, en parte, cuando se refieren al impedimento a que el de la liberación dominicana, no gane las elecciones, por tanto, procura que abandone las esferas del ejecutivo, como objetivos, lo de aquella vez y lo de ahora, se pueden parangonear, conocido lo de Bosch, historia, y la deducción del devenir de los días, nos lleva a afirmar que con un leve entendimiento de su rol, el doctor Leonel Fernández relegando a otro plano o época sus aspiraciones y permitir que la polarización político-electoral de Luis Abinader y el gobierno surtan sus efectos electorales, que son, indefectiblemente, el triunfo de la oposición y por tanto del país, el cual, amerita un urgente cambio de gobierno, con partido y todo.

POR JOSÉ ANTONIO MATOS PEÑA

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar