El papa viaja mañana a Milán, visitara su periferia y almorzará con presos

Por El Nuevo Diario viernes 24 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco viajará mañana a Milán, donde conocerá la otra cara de la capital económica italiana, con su visita a las casas populares y su almuerzo en la cárcel de San Vittore con un centenar de reclusos.

Francisco realizará mañana una auténtica maratón de ocho horas en la capital de las finanzas y de la moda italianas, pero como en todos sus viajes ha elegido visitar a los más necesitados y por ello tras su llegada a las 08.00 horas (07.00 GMT) e dirigirá a las llamadas "Casas Blancas", en Via Salomone en la periferia milanesa.

Un barrio de enormes edificios de cemento nacido en 1977 para las familias necesitadas y que ahora es conocido por su degradación urbana.

En este lugar se encontrará con representantes de familias gitanas, musulmanas e inmigrantes, dirigirá un saludo a todos los habitantes de la zona y entrará en los pisos de cuatro familias.

Acto seguido pondrá rumbo al Duomo, la catedral de Milán, donde responderá a algunas preguntas que le formularán los sacerdotes, presidirá el rezo del Ángelus y bendecirá a los fieles reunidos en la plaza.

A las 11.30 locales (10.30 GMT) Francisco acudirá a la cárcel de San Vittore, una prisión situada en la misma ciudad y donde pasará más de dos horas, ya que ha pedido poder saludar al mayor número de reclusos, entre ellos algún argentino como adelantaron los dirigentes penitenciarios

Su visita comenzará por el pabellón donde se encuentran las reclusas con sus hijos y después recorrerá varias áreas hasta el comedor, donde almorzará con un centenar de presos.

Los responsables de la cárcel han puesto a disposición la habitación del capellán para que Francisco pueda, si lo cree necesario, descansar tras la comida.

Después se trasladará a la localidad de Monza, a unos 20 kilómetros, para celebrar a las 15.00 horas (14.00 GMT) una misa en el área del circuito automovilístico y a la que se esperan acudan hasta 600.000 personas.

El pontífice argentino concluirá esta jornada en la capital de Lombardía con un encuentro con jóvenes en el estadio de fútbol de San Siro.

Francisco tiene previsto regresar a Roma a las 18.30 horas locales (17.30 GMT) desde el aeropuerto de Milán-Linate.

Para la visita del pontífice se han reforzado las medidas de seguridad además de los normales cortes en la circulación, y áreas acotadas, se han desplegado más de 2.000 agentes de la policía municipal y 1.600 de las fuerzas del orden.