El papa tacha de absurdo e irresponsable identificar a migrantes con el mal

Por EFE viernes 25 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, Panamá.- El papa Francisco tachó este viernes de absurdo e irresponsable el identificar a todo inmigrante “como portador del mal social”, durante el viacrucis que celebró en Panamá, en ocasión de su visita para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Francisco dedicó su discurso a aquellos que sufren la indiferencia y criticó el conformismo que invade a la sociedad y que se ha convertido “en la droga más consumada de nuestro tiempo”.

Dijo el pontífice argentino que el viacrucis de Cristo se prolonga ahora en el dolor de aquellos que sufren la violencia, la criminalidad, la explotación, en los niños que no dejan nacer o en “las mujeres ninguneadas de su dignidad”,

Un dolor, dijo, que es “oculto e indignante de quienes, en vez de solidaridad por parte de una sociedad repleta de abundancia, encuentran rechazo, dolor y miseria, y además son señalados y tratados como los portadores y responsables de todo el mal social”.

Mientras que en estos días caravanas de migrantes de Centroamérica se han dirigido hacia México con la intención de poder pasar a Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump continua con su intención de extender el muro, Francisco reiteró su mensaje de acogida.

En la ceremonia celebrada en la Cinta Costera de Panamá, el papa aseguró además que la Iglesia quiere propiciar “una cultura que sepa acoger, proteger, promover e integrar”.

Y que enseñe “a recibir y hospedar a todos aquellos que han sufrido el abandono, que han tenido que dejar o perder su tierra, sus raíces, sus familias y trabajos”.

“Queremos ser la Iglesia que propicie una cultura que sepa acoger, proteger, promover e integrar; que no estigmatice y menos generalice en la más absurda e irresponsable condena de identificar a todo emigrante como portador de mal social”, afirmó.

En una estación del viacrucis de hoy presentada por los jóvenes de Venezuela se denunció que aún “se persiguen con brutalidad a quienes, no sólo lo han perdido todo, sino que también sienten cómo se cierran fronteras y puertas, cómo las líneas que limitan los países se están coronando de espinas punzantes que amenazan, desprecian y rechazan a tantos hermanos”.

“Que, desde Venezuela, la intercesión de la Virgen de Coromoto, la que ha caminado junto al corazón palpitante de tantos migrantes y refugiados, nos ayude a ver tu rostro en estos hermanos y a cuidar, sanar y llenar de esperanza el corazón flagelado y coronado de espinas de los muchos que han perdido hasta la patria”, se oró durante este Vía Crucis.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar