El papa lamenta que se debilite la vida consagrada

Por El Nuevo Diario sábado 28 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ROMA.- El papa Francisco lamentó hoy que haya un debilitamiento de la vida consagrada que es consecuencia de que "las reglas económicas sustituyen a las morales" en el mundo actual.

"Estamos frente a una ‘hemorragia’ que debilita la vida consagrada y la vida de la propia Iglesia. Los abandonos en la vida consagrada nos preocupan", dijo el papa Francisco durante una audiencia que mantuvo en el Vaticano con los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para los Institutos de Vida consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

A juicio de Jorge Bergoglio, esta "hemorragia" se debe a varios factores, el primero de ellos es "el contexto social y cultural" actual.

"Vivimos en una sociedad donde las reglas económicas sustituyen a las morales" y en la que "la dictadura del dinero y del beneficio propugna una visión de la existencia en la que quien no es rentable es marginado".

En segundo lugar, Bergoglio criticó que cada vez haya más jóvenes que se dejen seducir por "la búsqueda del éxito a cualquier precio, del dinero fácil y del placer fácil".

El tercer factor, prosiguió, se encuentra "en el interior de la propia vida consagrada", donde en ocasiones se dan situaciones que ponen en peligro la fe como "la rutina, el cansancio, el peso de la gestión de las estructuras, las divisiones internas y la búsqueda del poder", entre otras.

Francisco recordó que "la vocación es un don" cuya llama es necesaria "mantener viva" a través del camino "según la lógica del Evangelio" y sin "ceder a los criterios de la mundanidad".

Finalmente, puso en valor la necesidad de acompañar a las personas que deciden entregar su vida a la Iglesia para ayudar "en el momento de la desorientación y volver a encender en ellos la fe".

Un acompañamiento, matizó, que debe evitar a toda costa "crear dependencias, que proteja o que favorezca los controles".