El papa Francisco, tercer papa en aterrizar en la base aérea lusa de Monte Real

Por El Nuevo Diario jueves 11 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LISBOA, EFE.- Con su llegada este viernes a la base aérea portuguesa de Monte Real, el papa Francisco se convertirá en el tercer pontífice que aterriza en este aeródromo, unido ya de forma inevitable a las visitas papales al Santuario de Fátima.

Francisco repetirá el camino trazado por sus antecesores Pablo VI y Juan Pablo II, en 1967 y 1991, respectivamente.

Será en esta base, sede de los varios F-16 que patrullan los cielos de Portugal, donde el papa pisará territorio portugués por primera vez, y en ella también está previsto que se reúna con el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa.

En la agenda del pontífice argentino, además, está incluida una oración en solitario en la capilla de la propia base, como también hizo Pablo VI al inicio de su peregrinación en Portugal.

Para marcar la llegada de un papa más al recinto aéreo, militares, funcionarios y sus familias recibirán a Francisco formando una cadena humana, gesto que será repetido cuando el pontífice emprenda rumbo a Fátima tras conversar con Rebelo de Sousa y rezar.

Localizada en Monte Real, que se engloba en el municipio de Leiria (centro), y a cerca de 50 kilómetros de Fátima, la historia de esta base está unida a las visitas papales a Portugal.

De hecho, en ella se mantienen varios recuerdos alusivos a dichas visitas, como un reloj de sol con dos placas que recuerdan el paso de Pablo VI y Juan Pablo II.

Monte Real fue escogida personalmente para aterrizar en el país por Pablo VI, que visitó Portugal en 1967, cuando se conmemoraba el 50 aniversario de las apariciones marianas de Fátima.

Su elección estaba motivada por el deseo de evitar Lisboa, debido a las malas relaciones que tenía con el régimen dictatorial portugués de António de Oliveira Salazar.

Monte Real volvería a recibir a un sumo pontífice en 1991, durante la primera de las dos visitas a Portugal de Juan Pablo II, que aterrizó en la base aérea procedente de Funchal, la capital del archipiélago luso de Madeira.