El papa denuncia un mundo donde se especula con los inmigrantes y jóvenes

Por EFE sábado 25 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Ciudad del Vaticano, 25 mar (EFE).- El papa Francisco denunció un mundo en el que "se especula sobre los pobres y los inmigrantes", "sobre los jóvenes y su futuro", en la homilía que pronunció en una misa ante 700.000 personas en la ciudad septentrional italiana de Monza, adonde viajó hoy.

"Se especula sobre la vida, en el trabajo, en la familia. Se especula sobre los pobres y los inmigrantes. Se especula sobre los jóvenes y su futuro. Todo parece reducirse a cifras, dejando que la vida cotidiana de muchas familias se tiña de incertidumbre e inseguridad", denunció.

Continuó lamentando que "mientras que el dolor está llamando a muchas puertas, mientras que muchos jóvenes muestran una creciente insatisfacción con la falta de oportunidades reales, la especulación abunda en todas partes".

Francisco viajó hoy a Milán y se trasladó a la cercana Monza para celebrar en uno de los parques más grandes de Europa una misa multitudinaria a la que asistieron cerca de 700.000 fieles, según los datos proporcionados por la organización.

Desde allí, el papa argentino señaló que "las presiones y la impotencia antes tantas situaciones parecen endurecer el alma y nos hacen insensibles a los muchos desafíos" y hace "que no dediquemos tiempo" a la familia, a la comunidad o a la solidaridad.

Ante ello, Francisco invitó a seguir "tres claves": Evocar la memoria, sentir la pertenencia al pueblo de Dios, y volver posible lo imposible.

Sobre evocar la memoria, el pontífice dijo que "no hay que olvidar a nuestros antepasados, nuestros abuelos y todo lo que han pasado para llegar a donde estamos hoy" y recordó que "esta tierra y su gente han experimentado el dolor de dos guerras mundiales".

También invitó a sentirse "pueblo de Dios", lo que evitará "el miedo de abrazar las fronteras" y agregó que "un pueblo que no tiene miedo puede dar calor a aquellos que lo necesitan"

Exhortó además los fieles a no ser prisioneros de "las capacidades" y de los "horizontes miopes" porque "nada es imposible".

El pontífice, que hoy visitó también la cárcel de San Vittore de Milán y almorzó con los presos, concluirá esta jornada en la capital de Lombardía con un encuentro con jóvenes en el estadio de fútbol de San Siro. EFE