El objetivo final es coartar la justicia independiente

Por Luis D. Santamaria

Hay que estar claro en una cosa y es que aquí hay sectores mal intencionados que hacen hasta lo imposible por coartar la justicia independiente,  desacreditándola  para que no pueda jugar su rol histórico de sancionar a los políticos corruptos que han depredado el erario

El hecho de que la coordinadora de Litigación de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Mirna Ortiz haya revelado  que se investiga al expresidente Danilo Medina no es motivo para pretender satanizar el proceso persecutorio de la justicia.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha salido con su acostumbrada “cháchara política” quiere  satanizar el proceso  de persecución de la corrupción  administrativa que libra  en el país la justicia independiente pésele a quien le pese

La representante del ministerio público aclaró que de momento no se han encontrado elementos suficientes que les permita imputar por algún acto de corrupción al expresidente de la República y presidente del opositor Partido de la Liberación Dominicana.

Aclaró la representante del Ministerio Público que el ex presiente Medina no ha sido interrogado pero que sí está siendo investigado por su alegada vinculación a actos de corrupción en perjuicio del erario cometidos durante sus gobiernos.

No es un secreto que durante los gobiernos presididos por el ex presidente Danilo Medina se cometieron vergonzosas  acciones dolosas en perjuicio del erario,  lo que está siendo investigado por la justicia  y  que en su momento se sabrá toda la verdad.

Sostuvo la doctora Mirna Ortíz que la  investigación dirigida hacia un expresidente tiene unos ribetes distintos, tiene una carga probatoria distinta, porque ha sido mencionado en los procesos que se llevan a cabo en contra de la corrupción.

Han querido satanizar el profeso legal

Estos  procesos se dieron bajo su gestión e indiscutiblemente de alguna u otra manera toca lo que fue el ejercicio de su mandato presidencial y por eso es mencionado de manera tangencial en estas acusaciones, dijo, lo que no debe ser motivo de alarma.

Explicó que la pesquisa contra un expresidente tiene ribetes y una carga probatoria distinta a las de la corrupción administrativa en sentido  general.

Sin embargo, Ortiz no descartó que en algún momento el Ministerio Público pueda presentar acusación contra el exmandatario. “No se han hecho imputaciones específicas a su persona, porque esa es una investigación en curso”, puntualizó la procuradora adjunta.

Agregó que “si encontrásemos elementos que arrojaran que el expresidente, el pasado o el antes pasado cometió actos de corrupción, tenga toda la seguridad de que será puesto ante los tribunales como todos los de los casos que hemos puesto”.

Cuatro hermanos bajo investigación.

Juan Alexis Medina Sánchez, principal involucrado en el caso Anti pulpo, primer gran caso de la gestión de Miriam Germán. Magaly Medina Sánchez, también acusada en este caso y quien de acuerdo a un informe presentado por la Cámara de Cuentas sobre el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper), indicó que se desempeñó como vicepresidenta de esa entidad sin evidencias de que existiera un decreto de su designación.

Según la Pepca, Magaly Medina aprovechó su cargo para favorecer a las empresas de su hermano Alexis y utilizaba recursos de la entidad para fines políticos, en especial en la provincia de Santiago y el dinero era supuestamente distribuido entre los legisladores, alcaldes, dirigentes políticos, periodistas y militantes del partido.

La documentación señala que el Fonper construyó 390 viviendas en el año 2018, las cuales habrían sido entregadas posteriormente por la exlegisladora en proselitismo político, cuando aspiraba a ser candidata a senadora por el opositor Partido de la Liberación Dominicana.

Otra hermana de Medina que se dijo era investigada fue Aracelis Medina Sánchez, quien se desempeñó como vicepresidenta del Banco de Reservas incluyendo dos jefes de seguridad, un cuñado y dos hermanos de su esposa, Cándida Montilla.

El caso es que Danilo Medina está siendo investigado por su alegada vinculación a acciones dolosas durante sus gobiernos y lamentablemente tendrá que pagar el costo político que eso representa para el afianzamiento democrático que vive el país.

 

POR LUIS D. SANTAMARIA

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar