El obispo de La Vega dice Gobierno debe cerrar el tema de Loma Miranda, evitando que la depreden

Por El Nuevo Diario lunes 22 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, LA VEGA.- El obispo de la Diócesis de La Vega, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, pidió a los ministerios de Medio Ambiente y Energía y Minas que le devuelvan la tranquilidad al pueblo y garanticen la paz social, tomando la decisión definitiva de cerrar el tema de Loma Miranda.

El religioso afirmó que hay que orientar ese territorio para el fin más beneficioso, a corto, mediano y largo plazos, un parque nacional donde se preserven todos los recursos naturales que solo la naturaleza puede ofrecer gratuitamente al ser humano, siempre y cuando no sea agredida ni destruida por depredadores humanos.

“Pienso que es oportuno las tentaciones, añadir una cuarta tentación: Obtener dinero fácil a costa de la destrucción de los recursos naturales que nos permiten vivir en el planeta”, dijo.

“Nos han puesto nuevamente sobre el tapete el conflictivo tema “Loma Miranda”, como si de una provocación se tratara. Como bien sabemos, según los estudios técnicos, económicos y ambientales de entidades autorizadas, la explotación minera de esa zona no procede”, añadió el prelado católico en la homilía de ayer.

El sacerdote se preguntó qué gana y qué pierde el país con la explotación de esta zona.

“El dinero obtenido por esta explotación minera resolverá menos problemas de los que ocasionará en la biodiversidad del lugar, en la armonía y la paz social de la zona, la región y el país. Ni el dinero, ni el mineral obtenido serán una solución a largo plazo para la economía del país, sino el origen de un grave problema medioambiental y un conflicto social. El cuidado de la vida supone enfrentarse a una visión insaciable del enriquecimiento sin limites; a la idolatría del dinero, que genera una cultura de muerte. La Madre Tierra se está desangrando, muchas multinacionales le están cortado las venas para darnos dinero a cambio de su muerte”, manifestó.

Destacó que se adhiere a unas declaraciones del presidente Luis Abinader, donde decía que no justificaba los daños que causaría la explotación de Miranda”.

“Es mi esperanza que ahora, como presidente, continúe pensando en esa misma dirección”, apuntó.

Por último, oró para que “el Señor, nos de su fuerza para vencer la tentación del poder, la vanidad, la ostentación, la vanagloria y la de depredar los recursos naturales a cambio de “unas cuantas monedas”.-