El NYPD instala cajeros automáticos en cuarteles para evitar robo de identidad y tarjetas

Por Miguel Cruz Tejada jueves 1 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) está instalando cajeros bancarios automáticos en sus cuarteles de la ciudad, para que los ahorrantes vayan a las comisarías y hagan sus transacciones, evitando el robo de identidad y tarjetas en las inmediaciones de los bancos.

Hasta ahora, se han instalado máquinas en cinco cuarteles, como el 33 del Alto Manhattan y en otros barrios considerados con alto nivel de ladrones informáticos.

Numerosos residentes de esos sectores, han sido atracados o sus tarjetas escaneadas por los delincuentes, cuando han ido a cajeros de los bancos, muchos de los cuales, están en las calles, frente a los edificios en lo que operan las entidades financieras.

Es la primera vez que para combatir ese tipo de delito, la policía instala los cajeros en las comisarías.

Pero muchos usuarios no están de acuerdo y piden que en vez de eso, se aumente el patrullaje en las cercanías de los bancos y los cajeros.

En Nueva York, esas máquinas son tan abundantes que hasta en bodegas, lavanderías, restaurantes, supermercados,  tiendas y delicatesen, operan con gran cantidad de personas usándolas día y noche.

En muchos vecindarios, las máquinas están en el frente de esos negocios y visibles en las calles.

Otros cuarteles que ya cuentan con cajeros son  el 73, 67 y 2 en Brooklyn, el 100 en Queens.

El plan del NYPD es instalar cajeros  en todas las estaciones policiales hasta completar  98 de manera que los oficiales puedan ofrecer a los residentes lugares seguros adicionales para utilizar los cajeros automáticos.

La policía y los bancos también hicieron hincapié en que el movimiento sumará un buen trabajo de relaciones públicas a ellos y la interacción de los uniformados con las comunidades.

“Esto se convierte ahora en un lugar donde la gente de la comunidad puede entrar en el precinto por razones distintas a las que han entrado en ellos en el pasado”, dijo Corey Fernández, vicepresidenta del Banco de Crédito Cooperativo Municipal

Sin embargo, algunos residentes dicen que es el camino equivocado.

Una usuaria se opuso al argumento, diciendo que cuando fue a un cuartel y estaba esperando su turno, una oficial le dijo que si no estaba allí buscando dinero, se podía ir.

“Es conveniente para mí, me ahorra tiempo y problemas, y puedo ir a cualquier hora de la noche, ” dijo Víctor Roger, de 65 años, residente en Brownsville.

Por Miguel Cruz Tejada