El Muro de los Lamentos y las elecciones del 2020

Por Emiliano Pérez Espinosa lunes 13 de febrero, 2017

Nueva York. – Antes de la llegada de Cristo a la tierra Santa, específicamente en el siglo X (décimo), Salomón construyó un templo para los judíos, pero cuatro (4) siglos más tarde los babilonios lo destruyeron; luego, se construyó un segundo templo en el mismo lugar, pero también fue destruido, esta vez por los romanos, en el siglo I antes de la llegada de Cristo.

Se dice, que los romanos no destruyeron el segundo templo por completo, sino que dejaron en pie un muro y le nombraron: “El Muro de los Lamentos” con la intención expresa de que el pueblo judío recordara y lamentara, la humillante derrota que le había sido propinada por los romanos. Desde ese entonces, ese Muro se ha convertido en un lugar sagrado de peregrinación, confesión, meditación y lloro.

Apelo a la historia, pero también a la metáfora del Muro de los Lamentos para advertirles a mis compañeros de la necesidad de responder con prontitud, agilidad e inteligencia a la campaña de descredito que han orquestada la oposición y sus aliados, disfrazados con un traje de “Sociedad Civil”.

Como parte de esa campaña, están entonando un discurso agresivo, nocivo, dañino, amargo, desestabilizador y peligroso, en contra de nuestro Presidente, de nuestro gobierno, de nuestras ejecutorias, de nuestros dirigentes y de nuestro partido, buscando enviarnos al Muro de los Lamentos en el 2020.

Ahora bien, estamos a 3 (tres) años y 4 (cuatro) meses de las elecciones del 2020. En otras palabras, estamos a tiempo de frenar esa industria de mentiras e infundios. Por eso aspiro que este próximo 27 de febrero, cuando el compañero y presidente Lic. Danilo Medina pronuncie su discurso, los compañeros que tengan oídos que oigan y los que tengan ojos que vean, porque a partir de ese día, el conglomerado morado debe despertar, despegar y accionar con toda su tropa, como un solo ejército, con un solo objetivo: Retener el poder en el 2020, por el honor de Juan Bosch, por el sacrificio de los padres de los padres de patria y por el progreso del pueblo dominicano.

En ese sentido, para retener el poder, creo que debemos enfocarnos en tres aspectos: Primero, enarbolar un discurso unificado Gobierno/Partido/sociedad y Partido/Gobierno/Sociedad, donde se promueva, se defienda y se difunda, la majestuosa obra de gobierno de nuestro presidente, el Lic. Danilo Medina por todos los medios electrónicos tecnológicos existentes, en ciudades y campos, en montañas y llanos. Segundo, orientar y reconectarnos con nuestros votantes, amigos, y simpatizantes, pero también con nuevos votantes; Y tercero, no dejarnos vencer por el orgullo vano, por debilidades pequeño burguesas y elegir un candidato que nos garantice el triunfo.

En conclusión compañeros, me gustaría visitar el Muro de los Lamentos luego de las elecciones del 2020, pero como turista, para conocer la iglesia que construyó Elena, en donde están el Santo Sepulcro con los restos de Jesús, no para llorar y no haber hecho lo que tenía que haber hecho como cuadro/dirigente político, sino en celebración de mi fe y del trabajo felizmente terminado.

 

Comenta