El mundo ignora el despotismo de izquierda

Por José Flández miércoles 22 de marzo, 2017

Es inconcebible como el mundo ha sido, por omisión, cómplice y displicente con respecto al grave problema que representa para los derechos humanos de sus pueblos, el despotismo del castrismo en Cuba, el chavismo castrista en Venezuela, el nefasto régimen de Corea del Norte, de Ortega en Nicaragua, Correa y Evo en Ecuador y Bolivia respectivamente. La ONU, la OEA, antes de Almagro, Estados Unidos, etc. Todos hicieron la vista gorda ante el despotismo totalitario.

De ahí, el envalentonamiento y el tono desafiante de los castros, Chávez, Maduro, del gordito arrebatado de Corea del Norte y los demás lacayos castristas del ALBA, arriba mencionados.

Todos esos tiranos, sabían y saben que gozan de impunidad absoluta y que no habrá una reacción interna ni externa, que amenace la supervivencia de sus dictaduras, por lo menos esa es su firme creencia, y hasta ahora han tenido toda la razón… van viento en popa.

Entre tanto, esos pueblos pisoteados, pasan las mil y una noche bajo las botas asesinas de esos regímenes militarizados; viviendo el infierno de una brutal represión, falta absoluta de las libertades individuales y políticas, profunda miseria y humillaciones incalificables, en medio de innumerables escaseces y restricciones inexplicables en estos tiempos de progreso generalizado en todo el resto del mundo capitalista.

Y uno se pregunta ¿Cómo es posible que un régimen brutal como el de Maduro, acusado por Estados Unidos de estar seriamente comprometido con el narco tráfico y sumido en la mas profunda corrupción, siga como si nada envalentonado y constantemente desafiándolos a ellos y a todo aquel que ose contrariarlos, sin que reciba ni si quiera una contundente respuesta disuasoria que detenga su insolente altanería y prepotencia fantoche?

Están actuando, como si les temieran a esos gorilas neo fascistas de nuevo cuño. ¿Hasta cuando durará la complicidad y la displicencia de América Latina y el Caribe y el resto del mundo, permitiendo tanta ignominia y barbarie contra esos pueblos indefensos?

Por lo menos hay un organismo multinacional que últimamente está dando la cara responsablemente; esa es la Organización de Estados Americanos, (OEA), la cual está en proceso de consulta con las misiones y el Consejo Permanente para determinar cuáles serán los pasos a tomar sobre el tema venezolano, advirtiendo Almagro, su secretario general a Maduro, que: “acabó la impunidad”.

En rueda de prensa, y con cierto optimismo, Almagro, junto a Lilian Tintori y Patricia Ceballos, esposas de Leopoldo López y Daniel Ceballos, respectivamente, dijo que: “La impunidad que tenía el régimen para demonizar a la oposición, para demonizar a activistas de los derechos humanos, para llevar adelante sus prácticas de violaciones a los derechos políticos y de los derechos humanos, no existe más, porque los estamos marcando, y estamos poniendo ese tema en la agenda internacional, y estamos denunciándolo en los ámbitos que corresponden”.

Almagro ha elaborado un informe que consta de 75 páginas, donde denuncia como Venezuela, con el régimen chavista a la cabeza, ha pasado a ser controlada por una narco dictadura socialista, comandada por un grupo de mafiosos, encabezado por su presidente. Este informe sería sometido a discusión en el Consejo Permanente de la organización hemisférica en una sesión a celebrarse próximamente.

La OEA tratará de presionar al gobierno madurista para que este libere a todos los presos políticos injustamente detenidos, y permita elecciones anticipadas en un plazo de 30 días a partir de la aprobación por el organismo de tales propuestas, con el fin de dar al traste con la profunda crisis en todos los órdenes a la que ha llevado el chavismo a la agobiada nación suramericana.

De no cumplir con lo exigido por la OEA, a Venezuela se le aplicaría La Carta Democrática y entonces sería excluida de dicha organización hemisférica.

En mi opinión, aunque es muy importante la iniciativa de Almagro, a los que desgobiernan Venezuela les importa un bledo que la saquen de la OEA, ya que a Cuba, su guía insignia, la expulsaron hace décadas y eso en ningún momento puso en peligro a la dictadura estalinista dirigida por los castro.

De todas maneras el chavismo no cederá por las buenas, porque la Habana no lo permitirá, pues como sabemos Raúl, tiene el control total de su narco colonia y no está en su agenda ceder en lo mas mínimo el poder en ninguna de las dos naciones.

 

Comenta