El ministro cubano de Relaciones Exteriores visitará España en abril

Por EFE Martes 28 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA HABANA.- El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, visitará España en abril próximo, tras aceptar la invitación cursada por el secretario de Estado español de Cooperación y para Iberoamérica, Fernando García Casas, durante su primer viaje oficial a la isla, que concluye hoy.

García Casas comenzó el lunes su primera visita a Cuba, con una intensa agenda que incluyó reuniones con varios representantes del Gobierno cubano, entre ellos el vicepresidente Ricardo Cabrisas, el canciller Rodríguez y el vicecanciller Rogelio Sierra.

El diplomático español señaló este martes, en declaraciones a Efe, que mantuvo "conversaciones institucionales de Gobierno a Gobierno muy interesantes".

"Creo que hemos avanzado, el canciller va a ir próximamente a España, en abril", avanzó.

La de García Casas es la primera visita oficial de un miembro del Gobierno español a Cuba desde que el nuevo Ejecutivo, presidido por Mariano Rajoy, tomó posesión a finales del pasado año.

"Ha sido una visita muy intensa, vibrante, en la que hemos podido ver distintos aspectos de la realidad cubana", indicó el diplomático, quien recordó que el viaje ha incluido contactos con los ámbitos económico, cultural, político y de la cooperación.

El viaje del canciller Bruno Rodríguez a España servirá asimismo para avanzar en la preparación de visitas de alto nivel de autoridades españolas a Cuba e ilustra una nueva etapa en las históricamente estrechas relaciones entre los dos países.

En su segundo día de visita, la agenda del secretario para Iberoamérica incluyó encuentros con el Consejo de Residentes Españoles en Cuba (CRE), responsables de la Escuela Española, representantes del mundo de la cultura y autoridades de la iglesia católica, entre otras actividades.

Con ello, el diplomático quiso tomar el pulso a "todo el tejido social cubano" para tener "una idea de cómo está evolucionando esta sociedad", aseveró.

También resaltó el contacto mantenido con la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, que integra a 230 compañías cuya apuesta "es estratégica, para quedarse, para acompañar el desarrollo cubano", refirió.

García Casas, con quien también viajó el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (Aecid), Luis Tejada, destacó el compromiso de la cooperación española con Cuba y el interés de ese país europeo por renovar el Marco Asistencia País vigente hasta mediados del 2018.

"Creo que tanto la cooperación institucional española como la que financiamos a través de ONG es eficaz y nos gustaría que las autoridades cubanas faciliten su interacción con la sociedad", subrayó.

La cooperación española tiene en ejecución en la actualidad programas por valor de unos 41,5 millones de euros en la isla caribeña, especialmente centrados en las áreas de La Habana y el oriente del país.

Otro de los proyectos prioritarios para España en Cuba será reforzar su atención consular y abrir una sede en la ciudad de Santiago (este), dado el alto número de personas con doble nacionalidad, cifrado en unas 150.000.

"El Consulado de La Habana funciona magníficamente pero se encuentra bajo mucha presión", apuntó el diplomático, quien agregó que se ha hablado mucho de este asunto con las autoridades cubanas.

La visita de García Casas a Cuba, la tercera que realiza a la región desde que accedió al cargo, da continuidad a la reunión que el ministro de Exteriores cubano mantuvo el pasado 12 de diciembre en Bruselas con su homólogo español, Alfonso Dastis, tras la firma del acuerdo de diálogo político y cooperación Cuba-Unión Europea.

Tras ese encuentro, Dastis afirmó que es "perfectamente posible" que después de que el canciller cubano visite España, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, pueda viajar a la isla.

En mayo de 2016 visitó Cuba el entonces ministro en funciones de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, acompañado de la titular de Fomento, Ana Pastor.

Ambos se reunieron entonces con el presidente cubano, Raúl Castro, después de que el mandatario no recibiera a García-Margallo en una visita anterior en noviembre de 2014.