El maniqueismo de ese periodista ¨matusalenico¨

Por Humberto Salazar lunes 16 de abril, 2018

La longevidad de opinión de algunos periodistas de la República Dominicana se parece a la cantidad de años que vivió Matusalén, el ser humano que mas duró sobre la faz de la tierra, ya que según el Génesis estuvo entre nosotros la friolera de 969 años ¨dando carpeta¨, hasta que finalmente Dios lo llamó a su presencia.

En youtube se puede visualizar a uno de estos antiguos ¨opinadores¨ nacionales, en una rueda de prensa realizada por el ya fenecido Joaquín Balaguer cuando ni siquiera existía en el país la televisión a color, un vídeo que debe tener cerca de los 50 años, filmado en blanco y negro en un salón del Palacio Nacional.

El problema no es la longevidad de estas personas, Dios los guarde y les de larga vida; mas bien es la forma en que congelaron su pensamiento en los años 60, al juzgar los hechos como los colores del video antes mencionado, todo en blanco y negro y sin matices, verdaderos maniqueístas.

En un articulo infeliz, uno de estos ¨formadores de opinión publica¨, se planteó dividir el país entre ¨danilistas y antidanilistas¨, tomando como excusa la decisión del Senado de la República que en primera lectura aprobó la ley de partidos políticos incluyendo las primarias abiertas y simultáneas.

Claro, toma como ejemplo la torpeza cometida por algunos senadores del Partido de la Liberación Dominicana, quienes en una actitud inédita, aunque usual en todos los parlamentos del mundo, se ausentaron al momento de la realización de la votación, nos imaginamos que como una forma de presión a lo interno de su partido.

Lo primero que debería aclarar el ¨antidiluviano¨ periodista, es que a favor de la pieza aprobada por el senado, no solo votó la mayoría de los legisladores del PLD, sino que a ellos se unieron los senadores del PRD (Felix Vasquez), PRSC (Jose Hazim), PLR (Amable Aristy) y BIS (Pedro Alegría), es decir, no fue una decisión de los ¨danilistas¨ sino de todos los partidos que tienen representación en el senado excepto uno.

El único partido que no votó a favor de la inclusión de las primarias abiertas y simultáneas al aprobarse el todavía proyecto de ley de partidos políticos fue el Partido Revolucionario Moderno, cuyos dos senadores se retiraron del hemiciclo y no se sabe quien acompañó a quien, si el grupito de peledeístas se adhirió al PRM o fueron estos los de la iniciativa.

Pero no solo eso, cuando este periodista califica de ¨una locura¨ del ¨danilismo¨ lanzarse en contra de lo que el llama ¨casi todo el sistema partidista¨, parece que se le olvidó que la fuerza electoral de un partido político solo tiene un lugar donde medirse, y es en la fecha de las elecciones.

El Congreso Nacional, es la mas genuina representación de lo que el llama ¨sistema partidista¨, y los que se sientan allí son los voceros de la mayoría que los eligió, por lo que en esta democracia representativa son ellos, los senadores y diputados de todos los partidos allí representados, los que poseen el derecho de decidir por nosotros, ya que son los receptores de la soberanía popular.

Desde que en este periodo de gobierno se planteó la aprobación de una ley de partidos, los voceros de medios de comunicación de los que este matusalénico periodista es parte, iniciaron un campaña para sacar la discusión del tema de las paredes del congreso nacional, y llevarlo a una mesa donde los legisladores fueran sustituidos por los que llaman ¨sistema partidario¨.

A sabiendas y con la intención de que el ¨gatopardismo¨ se impusiera, ¨cambiarlo todo para que no cambie nada¨, ya que si los enanos electorales fueran los que decidieran sobre esta ley al margen de las mayorías representadas en el congreso, estaba mas que claro que los intereses de los presidentes y representantes de esos partidos iban a ir a defender sus intereses y privilegios.

Pero hay un agravante, y es por esto que habla de ¨casi todo el sistema partidista¨, y es el siguiente, en las pasadas elecciones, la mayoría de los que aparecen opinando y pontificando en las continuas ruedas de prensa que realizan los que se llaman a si mismo ¨bloque opositor¨, hubieran desaparecido y no tuvieran reconocimiento legal de parte de la JCE por no obtener los votos suficientes para mantener su personería jurídica.

Lo cierto es que esas son solo siglas de partidos inexistentes que se benefician de una ley del año 1999, donde se les garantizó financiamiento público a partidos, algunos de los cuales son propiedad de familias y grupos que nunca han cambiado a quienes los dirigen, y son muy mal ejemplo a usar cuando se habla de democracia interna y sustitución generacional.

Pero donde nos extraña mas la posición de este enemigo jurado del PLD, es su preocupación sobre lo que llama peligro de división de ese partido, todo por el articulo de una ley, contra la cual solo se han pronunciado voces interesadas, y que en esto coincida con un grupo del partido de gobierno que pareciera navegar sin rumbo y sin brújula hacia el abismo,

¿De donde le sale a un par de miembros del Comité Político del PLD la coincidencia con este grupo, del cual este periodista es uno de sus voceros principales, cuando deben haber aprendido en los libritos que discutían hace años, que ¨quien coincide con el enemigo tiene que revisarse¨?

Porque para un peledeísta verse vinculado a la misma posición que tienen adversarios como los que han usado a Participación Ciudadana como punta de lanza en contra de su partido y sus gobiernos, debe ser algo en que pensar y revisar ya que esa gente solo tiene como objetivo combatir con todas las armas posible al PLD como partido, no a los ¨danilistas¨ o ¨lenelistas¨ o a cualquier otro grupo, sino al proyecto de país que ha encabezado el partido morado.

Nos imaginamos que no debe resultar muy cómodo para un peledeísta cualquiera, estar junto a personas que han llevado la voz cantante en las acusaciones directas en contra de sus principales dirigentes, incluso han llevado algunos casos en contra de las principales figuras de ese partido a la justicia, excepto que el miedo a enfrentar las urnas con el padrón de la JCE en unas elecciones para una candidatura pese mas que todo lo que han dicho y hecho en su contra.

Lo cierto es que nadie esta cometiendo ¨una locura política¨ ni nada que se le parezca, como titula de forma alarmista el periodista matusalenico, parece mentira que una persona que se ha llenado la boca desde hace años pidiendo que las instituciones funcionen, cuando el congreso toma una decisión en uso de sus prerrogativas constitucionales, entonces este pidiendo que intervengan partidos sin representación y organizaciones de la llamada sociedad civil que no tienen validación popular.

Lo único que ocurrió en el senado, es que el CP del PLD, partido que tiene mayoría en el congreso, decidió contrario a como lo ha hecho otras veces, dejar en manos de sus legisladores la decisión sobre el diferendo que existe sobre la implementación o no de las primarias abiertas y simultáneas y ademas artículos de la ley de partidos, una metodología que tiene mas de un siglo realizándose en democracias como la de Estados Unidos.

Y que haciendo uso de sus facultades legales, senadores de cuatro partidos diferentes, cinco tienen representación en el Senado de la República, decidieron aprobar en primera lectura este proyecto de ley, eso ni es ¨una locura inexplicada¨, ni tampoco es ¨un lanzamiento contra todos¨, solo la expresión de una mayoría en una de las cámaras legislativas que forman el Poder Legislativo, simplemente eso.

El intento maniqueísta de dividir el país frente a un articulo de una ley, entre ¨danilistas¨ los qye estan a favor y ¨los otros¨, los que están en contra, es simplemente una perversidad de un cerebro desquiciado por todas las derrotas electorales que lleva en sus hombros.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar