El maldito cáncer de mamas y la no cura del mismo

Por Amerfi Cáceres viernes 21 de octubre, 2022

SANA AL MUNDO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 19 de octubre  como “Día Internacional de lucha contra el  Cáncer de Mama”, con el objetivo de despertar conciencia y promover que cada  vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos  oportunos y efectivos.
Se estima que 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida y esta es la razón principal de porqué las mujeres deben realizarse una evaluación regularmente.

Casi 500.000 nuevos casos de cáncer de mama y más de 100.000 muertes por este cáncer se registraron en la región.

Sin lugar a dudas, después del cáncer de pulmón, el cáncer de mama es el causante de la mayor tasa de mortalidad en las mujeres y de manera particular el que representa el mayor terror para nosotras, ya que en muchos de los casos se presenta de manera silente y sin aviso.

Todas las organizaciones que tienen que ver con manejos de estadísticas, ya sea de salud, de paz, de comercios y turismo, de combustibles, libros, educación etc etc, hacen todo tipos de congresos y hacen llamados a revisiones periódicas a las mujeres , pero no han hablado de buscar la solución definitiva a este mal. Y uno se pregunta: cómo es que se han inventado tantas cosas, incluso, muchas que parecen mentiras de tan increíbles que son. Cámaras voladoras, (drones), los celulares, las computadoras y todo lo que ello conlleva, la vacuna para Covid, algo que fue incluso tan rápido que todavía muchos no se le tiene credibilidad de la misma. Pero no se acaba de tratar ni intentar siquiera la eliminación total de esta terrible enfermedad que vuelve pobres a quien le toca, pero enriquece a otros.

Año tras año y cada mes de octubre es color rosa, y es objeto de muchas personas para hablar de un tema que ha llevado a muchas familias a la total quiebra de sus bienes materiales y emocionales. Hablar del Cáncer es hablar de la muerte, de tragedia, es sinónimo de frustración y el decir: tanto nadar para morir en la orilla. Y si, es esa la percepción real de todo el que se enfrenta a esta terrible enfermedad no importa si se es rico o si se es pobre; el Cáncer cambia la vida de todos los involucrados, desde el paciente hasta el ama de llaves o amigo más cercano.
Se lleva a cabo una campaña para recordar a todos que debemos estar alertas y darnos seguimiento. Son muchas las quejas que también llueven porque quisieran que en vez de gastar ese dinero que se utiliza en decorar edificios gubernamentales, en anuncios publicitarios en la radio y televisión, en charlas y eventos que son sumamente caros, que mejor se invirtieran directamente en costear tratamientos a aquellos que son en su momento los verdaderos protagonistas de lo que se está conmemorando. Pero no puede ser así, las cosas son como se están ejerciendo, pues no hay presupuesto posible para sanar a toda la población convaleciente, pero si lo es para llamar la atención de aquellos que no los son, o que no sabe aún que ya lo es. El terrible mal del Cáncer si se descubre con tiempo puede ser erradicado de nuestro cuerpo, pero para eso necesitamos muchas veces que alguien nos lo recuerde. Que otros nos digan, “es momento de que nos revisemos”.
Esta infausta enfermedad avisa, pero nos sorprende cuando nos descuidamos, cuando no vamos a tiempo, cuando no lo conocemos.

La OMS revela que alrededor de un tercio de todos los casos de cáncer podrían prevenirse evitando factores de riesgos claves como el tabaco, el consumo abusivo de alcohol, la dieta poco saludable y la inactividad física. Muchos cánceres tienen una probabilidad de curación elevada si se detectan temprano y se tratan adecuadamente.

Hoy más que nunca es importante hacer conciencia de la importancia que tiene revisar nuestros senos constantemente. No todo es listones rosas y ser considerada una “guerrera”, es una cicatriz no solo en tus senos, es una marca en tu alma y tu memoria, una constante lucha por sobrevivir, un temor a diario, la pregunta de qué lo pudo haber causado…

El cáncer de mamas no discrimina, no le importa la edad, te arranca seres queridos, te arranca tu estilo de vida, arranca tu tranquilidad y la de tu familia para siempre. No olvides hacer revisión constante en tus senos. ¡Tu familia te necesita!

Por Amerfi Cáceres

La autora es periodista, locutora, Licda en Leyes, Líder comunitaria, empresaria.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar