El Madrid gana y amplía su ventaja sobre Barcelona y Sevilla

Por Carlos Luis Baron domingo 29 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BARCELONA (AP) — Mateo Kovacic marcó un gol y asistió en otro de Cristiano Ronaldo, y el Real Madrid ganó el domingo por 3-0 a la Real Sociedad para sacar provecho de los tropiezos previos de sus perseguidores y ampliar su ventaja en lo alto de la liga española.

Ni el Barcelona, que rescató un empate 1-1 contra el Betis gracias a un agónico gol del uruguayo Luis Suárez, ni el Sevilla, derrotado 3-1 en su visita al Espanyol, lograron poner presión al líder y quedaron igualados en la clasificación, ambos con 42 puntos tras 20 fechas.

El Madrid acumula 46 unidades y cuenta, además, con un partido pendiente contra el Valencia, correspondiente a la 16ta fecha. Los blancos reaccionaron tras quedar eliminados de la Copa del Rey el miércoles ante el Celta de Vigo, y dieron buena cuenta de la Real, que venía de ganar ocho de sus últimos 11 choques ligueros.

Kovacic cuajó su mejor actuación como madridista al abrir el marcador a los 38 minutos y asistir en el 13er tanto liguero de Cristiano, festejado a los 51. Tras la expulsión del visitante Iñigo Martínez (73), Alvaro Morata (82) marcó el tercero luego de ingresar de suplente y acabó sepultando las aspiraciones de los donostiarras, actuales quintos con 35 unidades.

El Barsa hubiera podido colocarse transitoriamente líder, pero a punto estuvo incluso de perder ante el 13er clasificado Betis, que cuenta 23 puntos.

En un mal partido a domicilio, los azulgranas se quedaron sin hilvanar su quinto triunfo seguido al permitir el tanto inicial de Alex Alegría a los 75 minutos, y que solo consiguió nivelar Suárez a los 90.

"Nos duele, porque necesitamos presionar a los de arriba, y seguimos dependiendo de los rivales. Debimos despertar antes", declaró Suárez, quien se erigió como máximo cañonero con 16 tantos, uno más que su compañero, el argentino Lionel Messi.

El Sevilla que dirige el también argentino Jorge Sampaoli tuvo que remar con viento en contra desde que el argentino Nico Pareja cometiera penal sobre su compatriota Pablo Piatti y fuera expulsado. José Antonio Reyes convirtió la pena máxima a los 4 minutos y, pese al transitorio empate de Stevan Jovetic (20), el Espanyol hizo valer los tantos de Marc Navarro (45) y Gerard Moreno (71), ambos de cabeza, para subir al noveno lugar con 29 unidades.

"Veníamos con mucha ilusión y nos encontramos circunstancias muy desfavorables. Tenemos una gran frustración", lamentó Sampaoli.

Séptimo marcha el Athletic de Bilbao, que remontó para ganar 2-1 al Sporting de Gijón, con tantos de Iker Muniain (50) y Aritz Aduriz (71) de penal. Duje Cop (27), también desde los 11 metros, adelantó a los gijoneses, que son antepenúltimos.

La Real puso en aprietos a un Madrid falto de energía en la primera mitad, pero que se bastó de un pelotazo bajado por Cristiano y una atrevida incorporación de Kovacic para cobrar ventaja, al cruzar el croata ante el argentino Gerónimo Rulli, tras recibir en carrera el pase del portugués al espacio.

Colaboró en la jugada el abucheado Karim Benzema, mientras que los donostiarras amenazaron mayormente por vía de Asier Oyarzabal.

Pero el equipo de Eusebio Sacristán careció de colmillo en la segunda parte, encajando nuevamente al profundizar Kovacic para Cristiano, quien definió con un plástico globito sobre Rulli.

El tercero, ya con superioridad numérica, lo cabeceó a la red Morata tras contragolpe.

No entró con buen pie el Barsa en cancha del Betis, y fueron los verdiblancos quienes llevaron la iniciativa hasta que apareció Messi con un pase filtrado a Neymar, que el brasileño estrelló en el cuerpo de Antonio Adán, y otro para Aleix Vidal, cruzado en exceso por el lateral.

Irritado, Luis Enrique intervino desde la banca, pero los relevos no cuajaron de inmediato, y fue nuevamente el Betis el que rozó el gol con un cañonazo al travesaño de Dani Ceballos.

Repitió madera Rubén Castro, pero el gol local llegó en un tiro de esquina embarullado y balón suelto que Alegría empujó desde el área chica.

Repentinamente activo, el Barsa se fue por el empate y consiguió traspasar la línea de gol; aunque sorpresivamente no a ojos del árbitro, quien consideró que Aissa Mandi despejó la pelota antes de que esta entrara en la portería.

El central volvió a salvar a los locales en otra acción similar, con centro de Vidal que rebotó en Riza Durmisi; aunque en la segunda ocasión, su barrido si fue lícito.

Enloquecido el choque, Castro tuvo la sentencia en clara escapada, pero el premio insuficiente se lo cobró Suárez, quien firmó la agónica igualada con una definición rasa, después de que Messi recuperara un balón, avistara su desmarque, y le sirviera un pase primoroso.

"Cometimos muchos errores e hicimos un mal partido, muy lejos de nuestro nivel. Hemos ganado un punto", resumió Luis Enrique.