El Kremlin descarta sustituir a la representante rusa en Eurovisión

Por El Nuevo Diario Lunes 20 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MOSCU.- El Kremlin descartó hoy sustituir a la representante rusa en Eurovisión, Julia Samóylova, en caso de que Ucrania decida prohibir su entrada en el país por su participación en un concierto en la anexionada Crimea.

"No sé qué decisión han tomado los organizadores, pero entiendo que esa opción no es posible", dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Las autoridades ucranianas han advertido de que podrían prohibir la entrada en el país a la representante rusa, en silla de ruedas por una atrofia muscular espinal, por haber actuado hace dos años en un concierto en la península anexionada por Rusia en 2014.

El representante ucraniano en Eurovisión, Yevgueni Gálich, llamó Samóylova "soldado de la guerra informativa" de Rusia y calificó su elección de una "maniobra absolutamente genial de los servicios de inteligencia rusos".

El Canal Uno de la televisión rusa, responsable este año de seleccionar al representante del país en el festival, señaló hoy que Kiev aún no ha informado sobre si dejará que Samóylova participe en el concurso, cuya final se celebrará el próximo 13 de mayo.

El diputado ucraniano Antón Gueraschenko, consejero del ministro de Interior, Arsén Avákov, advirtió de que si Ucrania deja entrar a la artista en el país, debería presentarle cargos por cruzar ilegalmente la frontera, un delito que se castiga con hasta tres años de prisión.

Mientras, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del certamen, se ha lavado las manos y ha dejado la decisión en manos del Gobierno ucraniano.

"Entendemos y respetamos las leyes de Ucrania, pero por parte de la UER no hay objeciones a la delegación rusa. Queremos que todos los países participen, pero la decisión corresponde a las autoridades de Ucrania y la respetaremos", dijo al respecto el productor ejecutivo de Eurovisión 2017, el noruego Jon Ola Sand.

Eurovisión se celebrará en Ucrania por segunda vez en su historia, ya que en 2005 este país ya acogió el popular certamen, aunque ahora se encuentra sumida en una profunda crisis económica.