El juego político

Por Germán Martínez viernes 13 de julio, 2018

La pasión de los dominicanos por la política solamente es comparable con la que sentimos por el béisbol y con el ardor que defendemos nuestros equipos y la pasión con la que discutimos cada jugada o cada decisión.

Pero la política nos perjudica, nos obnuvila, no nos deja apreciar más que las cosas negativas que hacen nuestros gobernantes para resaltar las acusaciones que hace una oposición que no es tal porque no se enfoca ni propone soluciones.

Por ejemplo el recién inaugurado Teleférico es indiscutiblemente una gran obra que como El Metro va a jugar un rol de vital importancia para el transporte de pasajeros, pero eso no se comenta ni se resalta, pareciera que no pasó.

Dominicana Limpia una apuesta al futuro, a la salud, a salir de los peligrosos e insalubres vertederos un trabajo eficiente y eficaz que ya tiene un año ejecutado por la Liga Municipal Dominicana y su brillante Secretario General, y el sector privado es algo que debemos resaltar y que no puede ser ignorado entre muchas otras realizaciones de un gobierno que tiene, aunque les duela a muchos más luces que sombras.
Ir a la caza de negatividades sin aportar soluciones no es la forma inteligente de una oposición que acusa pero que no aporta ni recuerda su paso, nefasto para el país en su último gobierno, ni tampoco se centra en ser parte de soluciones mientras la política se deja para cuando toque.

La verdad es que nos hemos politizado hasta la médula y hemos dejado de lado el sentir y el provecho que podríamos sacar si fuéramos más unidos en busca de soluciones a los grandes males y simplemente criticaramos lo que está mal y merece una solución para ser un país unido en defensa de la democracia que nos hemos dado y que debe ser fortalecida no sea que estemos creando las condiciones para que el pueblo entienda que se necesita otro predestinado y entonces sea la de llorar.

 

POR GERMÁN MARTÍNEZ

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar