“El guardián de la Constitución”: ¡A las calles…!

Por Francisco S. Cruz

Ya lo del expresidente Leonel Fernández más que defensa -Constitucion-2010- es intransigencia, pues afirmar -entrevista-Cavada- que de intentarse una reforma a la constitución “…so­pesaría convocar a las calles como en años atrás para la defensa de la ley de leyes”, es como que el actual presidente no tiene derecho, siquiera, a proponer, bajo consenso amplio, modificar aspectos específicos constitucionales -como la designación del procurador-, cuando todo el país sabe que tal “independencia”, aunque consignada, es un mito-embuste.

Sobre sus demás reparos a su aliado -el presidente Luis Abinader-, si partimos de algunos antecedentes en la región podría haber ciertas pertinencias; pero de ahí a extrapolar todo al celo sobre la Constitución delata un interés excesivo, y quizás corporativo, de que no se toque el edificio que él construyó, entre otras cosas, con la intención política-electoral de “jamás” jubilarse…, amén de otros resguardos en el andamiaje-arquitectura judicial-2010.

Sin embargo, he dicho y lo reitero: la Constitución no es un lienzo pétreo o sagrado, sino una construcción sociohistórica y política que se construye y se deconstruye en el tiempo y cada vez que las fuerzas o los intereses colectivos o fácticos -país-subdesarrollado- se ponen de acuerdo; y sí mayoría se pone de acuerdo, no habrá “guardián” que la detenga, ¡y mucho menos quien ya fue tres veces presidente y quiere llegar a cinco!

El presidente Luis Abinader tiene todo el derecho -como lo tuvo Leonel, Hipólito y Danilo- en proponer una reforma a la Constitución y no entiendo porque razón sólo Leonel Fernández puede realizarla y amenazar o ir para las calles -2020- cada vez que se habla de modificar la Constitución. ¿Cuál es el misterio o miedo?

Ya una reforma fiscal u otra, habría que pensarlo; pero también, y lo olvida, adrede, Leonel Fernández, cada presidente es dueño de su capital político y de cómo invertirlo.

No sé, pero creo que al expresidente se le han extraviado algunos apuntes del libreto oposicionista que viene ensayando y que poco le creen. Profesor, con todo respeto, un aliado y compromisario del actual gobierno; y usted lo es, no se la pone tan difícil; además como que eso dizque de ir para las calles ya no es conceptualizar sino de-conceptualizar.

Y si se llegase ir para las calles, no será por la convocatoria -defensa Constitución-2010- sino por alzas de precios, festival de préstamos, programas sociales desaparecidos, descrédito ciudadano e improvisación. De modo que no quiera montarse en una probable ola ciudadana -de protestas- de la que usted, por más sabio que quiera ser, no saldrá beneficiado, sino, como cuando la Marcha Verde, repudiado.

 

Por Francisco S. Cruz      

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar