El gobierno del PRM prefirió la inflación a la reforma fiscal

Por Víctor Manuel Peña

Cuando nos desgañitábamos diciendo que no era posible ni una reforma tributaria progresiva ni tampoco una regresiva porque cualquiera de las dos bloquearía la recuperación de la economía, el gobierno del PRM ya había tomado la desastrosa decisión de aplicar un modelo basado en la inflación para concentrar los ingresos y la riqueza en la economía y para concentrar las recaudaciones tributarias.

Por eso el gobierno del PRM hablaba de que la presión tributaria había llegado a 16%.

Todo lo anterior indica  que el gobierno del PRM prefirió la inflación a la reforma tributaria.

Con este modelo basado en la inflación interna y externa el gobierno ha destrozado de la sociedad y de la economía.

Ha concentrado la riqueza en los de arriba y ha aumentado enormemente la pobreza en el país.

Por eso el gobierno aplaudió la política monetaria expansiva y generadora de liquidez que aplicó el Banco Central en los primeros años del gobierno y al mismo tiempo terminó bendiciendo la inflación externa y terminó cometiendo el disparate de aplicarles el arancel cero a las importaciones de productos finales medida con la que ha destruido la producción nacional.

En definitiva, el gobierno del PRM ha preferido la inflación a la reforma tributaria.

No hay manera de impulsar el desarrollo nacional ni la recuperación de la economía con un modelo tan contradictorio y destructor.

 

En el fondo el gobierno no ha dejado de bendecir la invasión rusa a Ucrania.

 

Porque esa guerra ha disparado todos los parámetros de la inflación mundial y su incidencia en la economía local.

 

La inflación es distorsionante y destructora.

 

Un gobierno que persigue el desarrollo no debe promover ni alimentar el desarrollo de la inflación porque de esa manera estaría provocando el desastre y la concentración del capital.

 

A la verdad que ustedes son bárbaros.

 

 

Autor: Dr. Víctor Manuel Peña

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar