El gobierno debería sacrificarse económicamente

Por Daygorod Fabián Sánchez miércoles 25 de marzo, 2020

Ante el visos oficialista las medidas aplicadas para enfrentar la situación de excepción han sido las correctas, pero no es el caso.

Todavía el gobierno no ha hecho los sacrificios correspondientes, en paralelismo con otros gobiernos (como el del Salvador), en favor de la población más vulnerable.

Sacrificarse es en primer lugar no manejar una situación de extremo peligro de forma política, para tratar de presentar a un candidato más solidario que los demás.

A toda medida se le coloca la misma glosa: qué sucederá con el padre de familia, la mujer soltera con hijos y todo aquel/a que vive del informalismo, al no poder salir a las calles a buscar el sustento diario.

Las directrices que buscan proteger, frenar y limitar el contagio de tan peligroso virus (Coronavirus), también debe ir acompañadas de sacrificios económicos gubernamentales tendentes a evitar que el hambre y la desesperación creen una situación mucho más difícil que la ya existente.

Como el gobierno tiene un levantamiento de quiénes son los más vulnerables y quienes no, debería dentro del marco del Programa Solidaridad emitir un aporte extra, de no menos de RD$4,000 (Cuatro Mil Pesos), para que los que sean objeto de este programa compren los insumos más o menos suficientes para el tiempo de la cuarentena y no tener que salir de sus hogares más.

Los que no están en este programa, se les puede entregar raciones alimentarias, directamente en sus casas, vía las iglesias o juntas de vecinos, para evitar que el factor político empañe una ayuda social.

Estas raciones deben contener lo suficiente para mínimo 15 días.

Igualmente el gobierno debería asumir el costo de por lo menos dos meses de los servicios de luz, teléfono e internet, ya que el inmovilismo económico evita que los dominicanos obtengan con que pagar servicios tan importantes y básicos.

Es indisociable el hecho de que a cada dominicano desempleado y en algunos casos a los que sí están empleados, colocar en sus cuentas bancarias un aporte económico del gobierno de no menos de RD$5,000 (Cinco Mil Pesos), para que paleen la crisis que nos azota.

Igualmente los grandes funcionarios deberían sacrificar sus salarios y lujos por los próximos tres meses, y estos ser usados en beneficio de las grandes mayorías.

Por Daygorod Fabián Sánchez

El autor es educador, reside en Villa Vásquez

Comenta