El gobierno de Luis Abinader

Por Ramón Cabral miércoles 13 de enero, 2021

Como es bien sabido el economista Luis Abinader, de 53 años, juró como presidente de la República Dominicana para el periodo 2020-2024 en una reducida ceremonia en la Asamblea Nacional debido a la pandemia del coronavirus.

Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), asumió el cargo junto a su vicepresidenta, la docente y empresaria Raquel Peña, tras ganar con el 52,52 % de los votos las elecciones presidenciales y legislativas de 5 de julio, poniendo fin a los 16 años de Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Así mismo, el nuevo gobernante juró el cargo ante el nuevo titular del Senado, Eduardo Estrella, después de que el mandatario saliente, Danilo Medina, rompiera la tradición y le entregara la banda presidencial en una ceremonia aparte en el Congreso Nacional alegando que lo hacía como medida preventiva por el coronavirus.

Trataremos de explicar algunas cosas importante del actual gobierno, de la manera más resumida posible, ya que desde que asumió el solio presidencial, el presidente Luis Abinader ha realizado una serie de recorridos, nombramientos, destituciones y discursos durante sus 100 primeros días de gobierno.

Tenemos precisar que si bien es cierto que la economía dominicana fue la de mayor crecimiento de América Latina en 2019, con un alza de 5%, no menos cierto es que con la pandemia se prevé que en 2020 registre una caída cercana al 4%.

Al asumir la presidencia de la República, ha tenido que reconocer que ha recibido un “país totalmente quebrado”, pero no sólo quebrado, sino arropado totalmente por una tremenda pandemia.

Estos dos elementos negativos son obstáculos para el desenvolvimiento y para los planes del actual gobierno, el que ha tenido que concentrarse, precisamente, en encararlos con la responsabilidad que demandan las circunstancias.

Pues bien, no obstante la situación adversa por la que atravesamos, el actual presidente no se cruzado de brazo, se ha reunido con los ministros y directores de las instituciones del país, con quienes coordinó las políticas a seguir en beneficio de la población.

En ese importante encuentro los funcionarios buscaron mejorar la eficacia del Gobierno dominicano para elevar la calidad de vida de la ciudadanía.

Algo muy importante es el compromiso que ha asumido el presidente Luis Abinader de apoyar el crédito para las MIPYMES “como política fundamental para la creación de empleos. Para que puedan surgir miles y miles de micro empresarios, que eso es lo que hace fuerte a un país”.

Así mimos, el expresó que el  Gobierno va a propiciar que República Dominicana sea una sociedad de micros y MIPYMES y que ahora se van a duplicar los fondos que se otorgaban en este sector.

En ese tenor, se ha anunciado la inauguración de una oficina móvil para llevar facilidades a las micro, pequeñas y medianas empresas en lugares donde no tienen oficina. Esto estará acompañado de la implementación de un programa de apoyo, capacitación y asistencia para ayudar a las MiPymes a organizarse.

Cabe recordar la primera visita a la zona fronteriza por parte del presidente Luis Abinader en la que recorrió varios puntos de la línea divisoria con Haití.

Otro hecho mo menos importante fue la entrega de 2,789 certificados de títulos definitivos a dueños de parcelas, viviendas y apartamentos de 23 provincias del país, los cuales estaban ubicados en terrenos del Estado. La medida que impacta de forma favorable a más de 11 mil 156 personas.

“Hoy me siento muy contento y satisfecho con la entrega de estos certificados, porque con acciones como esta hacemos justicia”, afirmó el gobernante. Con esta medida se sientan las bases para una distribución de la riqueza de forma más equitativa, porque se garantiza la seguridad y el bienestar de miles de dominicanos.

Me parece que con planes y políticas como estas, se cumple con el deber irrenunciable de todo servidor del gobierno, que es mejorar la vida de la gente y hacerlo con justicia social.

Sin embargo, entiendo que una de las acciones más deseada por la sociedad, es la lucha contra la corrupción del presente y, sobre todo, contra la del pasado.

Es verdad que es muy probable que el actual gobierno no haya podido realizar la obra y la labor que se desean y que necesita el país, pero entiendo que existen sobradas y poderosas razones para entender y explicar el porque no ha sido posible y ello se debe, fundamentalmente, a la pandemia que nos arropa y a la enorme crisis económica que nos sacude, pues no esta demás decir que las actuales autoridades a la hora de asumir sus funciones, han encontrado un país en quiebra.

De manera que soy del parecer, que el actual gobierno va bien y se que mejora.

Comenta