El Gobierno de Ecuador alienta al diálogo en Venezuela a través de la Unasur

Por El Nuevo Diario viernes 31 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ECUADOR.-El Ejecutivo ecuatoriano alentó hoy al diálogo en Venezuela, a través de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), donde en los últimos días se evidencia una "profunda fractura entre el Gobierno y la oposición y un impase entre poderes del Estado".

Ante los hechos suscitados en los últimos días en Venezuela "que evidencian una profunda fractura entre el Gobierno y la oposición y un impase entre poderes del Estado, el Gobierno del Ecuador reitera su posición a favor del diálogo", señaló la Cancillería en un comunicado.

En ese sentido, agregó, "alienta a Gobierno y oposición a encauzar la situación a través del mecanismo de diálogo auspiciado por la Unasur".

"Asimismo, el Gobierno del Ecuador rechaza cualquier intento de desestabilización en Venezuela promovido desde instancias internacionales", finaliza el texto, sin entrar en detalles sobre tales supuestos intentos.

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, mostró su preocupación por la situación de Venezuela. "Estamos, por supuesto, muy preocupados por lo que acontece en Venezuela, indicó en un comunicado del ministerio.

"Hay una grave situación de enfrentamiento entre los poderes del Estado, y aspiramos a que esta situación se resuelva lo más pronto posible en aras de una normalización institucional", dijo Long.

El titular de la diplomacia ecuatoriana añadió que el Gobierno confía en "que los venezolanos puedan resolver sus problemas internos" y subrayó que "para ello cuentan con el apoyo del Ecuador."

El miércoles el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió asumir las competencias de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, un fallo que los adversarios al chavismo califican de "autogolpe" por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

La decisión constituye un paso más del Supremo en contra del Parlamento que, desde que pasó a manos de la oposición en enero de 2016, ha sido desacreditado por el máximo tribunal, que ha alegado que la AN se encuentra en desacato por haber incorporado a tres diputados indígenas cuyas elecciones fueron cuestionadas por el chavismo.

El presidente de la Asamblea, Julio Borges, aseguró desde la sede del Parlamento que el Gobierno venezolano, seguidor del llamado Socialismo del siglo XXI, ha dado un "golpe de Estado" a través del Supremo y advirtió de que los diputados opositores no acatarán esta decisión.

Long agregó que en "Ecuador han tratado de involucrar a Venezuela en el tema electoral" con miras a los comicios del próximo domingo en los que se designará al sucesor del presidente Rafael Correa, de entre el oficialista Lenín Moreno, de Alianza País (AP, de izquierda) y el opositor Guillermo Lasso.

Durante la campaña electoral, Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CERO, de centroderecha) ha señalado que, de continuar el país bajo una administración en la línea del Socialismo del Siglo XXI que también propugna Correa, terminaría emulando la situación que se vive en Venezuela.

El canciller comentó al respecto que desde 2006, la oposición ha "buscado confundir a la población con el argumento de que Ecuador se va a convertir en Venezuela. Más de 10 años después, la campaña sigue. Pues no, Ecuador no es Venezuela", subrayó.

Recordó que la Constitución impide justamente "este tipo de impases entre funciones del Estado" y apuntó que la figura conocida como "muerte cruzada" impide que una disputa entre Ejecutivo y Legislativo sea fuente de inestabilidad política en el país.

Según esta facultad, incluida en la Constitución de 2008, el presidente del país tiene la potestad de disolver el Parlamento si este se arroga funciones que no le competen o por grave crisis política, entre otros casos, y luego se convocan elecciones legislativas y presidenciales.