El Gobierno alemán recibe una media de 20 ciberataques al día, según “Bild”

Por EFE Viernes 13 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BERLÍN, 13 ene (EFE).- El Gobierno alemán detecta a diario unos veinte ataques cibernéticos "altamente especializados" contra sus ordenadores, informa en su edición de hoy el popular diario "Bild".

De este cómputo, al menos uno por semana procede presuntamente de un servicio de espionaje, prosigue ese medio, que remite su información a la respuesta del Ejecutivo a una interpelación formulada por el grupo parlamentario de la primera fuerza de la oposición, La Izquierda.

El Ejecutivo alemán admitió recientemente tomarse "muy en serio" el peligro de que el país sea objetivo de ciberataques y aseguró que está tomando medidas para evitarlos y rechazarlos.

A lo largo de la presente legislatura se han tomado numerosas medidas para incrementar la seguridad de los organismos públicos y se ha alertado de los riesgos existentes a las empresas y a la población en general.

Según advirtió hoy, a través de un comunicado, la compañía Deutsche Telekom, un 93 % de las empresas grandes o medianas de Alemania ya han sido víctimas de ataques cibernéticos con el objetivo de obtener datos confidenciales o causar daños.

En lo que respecta a los usuarios privados, la situación es igualmente alarmante, prosigue la compañía, ya que una de cada dos personas ya ha sido víctima del delito cibernético, sea en forma de intento de fraude o robo de identidad.

La propia canciller Angela Merkel ya se ha referido en varias ocasiones a la posibilidad de que se lleven a cabo durante la campaña de las próximas elecciones generales, previstas para septiembre, campañas de desinformación, propaganda y ciberataques contra instituciones públicas y partidos.

El pasado diciembre, el máximo responsable de los servicios secretos de Interior, Hans-Georg Maassen, reveló que se había detectado una creciente actividad del espionaje cibernético y expresó el temor a que aumentara en los próximos meses.

Los servicios de inteligencia alemana atribuyen esas actividades a los hackers denominados Apt 28, a los que relaciona con Rusia. EFE