El G7 se centrará en ayudar a las zonas más frágiles para prevenir conflictos

Por EFE jueves 4 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, PARÍS.- El G7 tiene intención de centrar su ayuda al desarrollo en los países y las regiones más frágiles y que acumulan las mayores bolsas de pobreza, como el Sahel, y hacerlo con una “lógica de prevención” para evitar que la situación degenere en conflictos.

El jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, que presidió este jueves la primera jornada de la reunión de ministros de Desarrollo y Educación del G7 en París, explicó en rueda de prensa que cada dólar dedicado a luchar contra las desigualdades permite ahorrar 16 que habría que consagrar a paliar las consecuencias de un conflicto.

Por eso dijo que los siete países más ricos (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá) se han comprometido a dar prioridad a las regiones en situación de fragilidad en términos de pobreza, y expuestas a los conflictos y a la violencia.

En esas áreas, que en buena medida se encuentran en el África subsahariana, es donde se calcula que vivirán en el horizonte de 2030 la mitad de los pobres del mundo, un colectivo del que actualmente forman parte 736 millones de personas cuyo salario no supera los 1,90 dólares diarios.

Los titulares de Desarrollo del G7 invitaron esta tarde a su reunión para hablar de esas cuestiones a sus colegas del G5 Sahel, un grupo que integran Mali, Níger, Mauritania, Burkina Faso y Chad, y cuyo objetivo es combatir la fuerte amenaza del terrorismo en la región y promover el crecimiento económico y social.

La ayuda pública al desarrollo representó el pasado año 153.000 millones de dólares en todo el mundo y tres cuartas partes procedían de los miembros del G7.

Le Drian señaló que, más allá de la voluntad de esos países de dirigir el grueso de ese dinero a los más frágiles, el verdadero reto es movilizar nuevos fondos, en particular privados, teniendo en cuenta que el volumen de financiación privada hacia el mundo en desarrollo supone muchas veces más esa cantidad, pero sólo un 3 % va dirigido a África.

Además, se trataría de que esa inversión privada estuviera alineada “con los grandes objetivos del desarrollo sostenible”.

Para trabajar en esa dirección, el ministro francés explicó que han pedido a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que establezcan unos “estándares” internacionales para esa financiación.

En un comunicado sobre la prevención de conflictos en los países en desarrollo, el G7 preconiza “modalidades de intervención mejor adaptadas y más innovadoras”, sobre todo mediante “la movilización de inversiones más importantes en la prevención, la resiliencia, la preparación y la acción rápida”.

En la segunda jornada de la reunión ministerial del G7, mañana viernes, habrá una sesión de trabajo con los titulares de Educación, que por su parte anunciarán la creación de una coalición contra el acoso en la escuela.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar