El fútbol se reinventa desde casa

Por Johnny Nieto miércoles 25 de marzo, 2020

La cuarentena global a causa de la pandemia por el coronavirus ha paralizado al mundo. Un poco más allá, se está reiniciando. Habrá un antes y un después de este hecho.

Y el fútbol no escapa a la realidad. Porque es lo más parecido a la vida misma, va danzando sujeto al mundo por su forma de vivir, de existencia, de la mano de las culturas, costumbres y tradiciones, sobrepasando todas las fronteras para unir al globo terráqueo en un solo lenguaje. Manifiesta el sentir de la gente y sus pueblos.

Pero también tuvo que detenerse y hoy desde su máximo organismo rector, la FIFA, se realizan esfuerzos para izar la bandera ante la batalla que debemos librar cada uno por el bien de todos. Con grandes aportes económicos a través de la Organización Mundial de la Salud OMS y también a través de mensajes de sus máximos exponentes, jugadores, entrenadores y árbitros.

El recado ha sido claro, el partido lo debemos ganar desde nuestras casas y en ese sentido, el balompié ha estado aportando su granito de arena para que todos podamos comprender que es necesario que todos aportemos con responsabilidad y conciencia individual, para un triunfo colectivo.

Pero la cosa no se ha quedado solo en palabras y campañas difundidas a través de medios de comunicación o redes sociales. Este reto sanitario ha puesto quizás la prueba más dura en la historia de este deporte, considerado una industria porque mueve parte de la economía universal.

Quedarse en casa ha llevado entrenadores, cuerpos médicos o de nutrición a reinventarse para intentar que el parón global detenga por completo el ritmo que traen los futbolistas, sobre todo en el aspecto físico. Aunque siempre va a existir la merma por más que se realicen entrenos, la intención es que ese enfriamiento no congele completamente el carbón.

Quizás haya ventaja en los países de primer mundo por el avance tecnológico, pero en líneas generales, todos los cuerpos técnicos y jugadores de todos los clubes del mundo están en la misma sintonía, fabricando rutinas y métodos de trabajos individuales para ejecutar desde casa al tiempo que se cumple con las medidas de salud. Inventando algo que aún no se inventó.

Lo cierto es que no hay un manual para proceder en estos casos, porque todo es inédito, desde el virus mismo. Pero como buen equipo, cada quien desde su lugar está en el deber de aportar su cuota de conciencia y prevención para que al final triunfemos.

Anuncios

Comenta