El francés Bryan Coquard hace suya la primera etapa, y se pone líder

Por Ramon Ramos Miércoles 24 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, EFE.- El francés Bryan Coquard (Direct Energie) se ha impuesto este miércoles en un accidentado esprint en la primera etapa de la Vuelta a Bélgica de Ciclismo, disputada entre Lochristi y Knokke-Heist, de 178,8 kilómetros, convirtiéndose también en el primer líder de la prueba.

Coquard, de 25 años, especialista en las pruebas en pista, donde tiene en su palmarés una plata en la modalidad de ómnium en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y un oro en madison en los Mundiales de 2015, suma su quinta victoria de etapa en el presente año 2017.

Antes, en el presente año se había adjudicado una etapa en la Vuelta a la Comunidad Valenciana, una en la Vuelta a Andalucía y dos en el Circuito de la Sarthe.

Su triunfo en la meta de Knokke-Heist, donde paró el crono en 4 horas 08 minutos, 58 segundos, se ha fraguado en los últimos metros, donde se impuso al esprint al belga Jens Debusschere (Lotto Soudal) y el británico Daniel McLay (Fortuneo Vital Concept), que entraron segundo y tercero, respectivamente.

Los tres, junto a una veintena de corredores más, se salvaron del corte producido por una masiva caída a mitad de grupo, a poco más de un centenar de metros de la pancarta de llegada y que provocó un tapón.

La primera de las cinco etapas que componen la Vuelta a Bélgica, donde se ha producido la vuelta a la competición del belga Philippe Gilbert (Quick-Step Floors), que ha estado desde mediados del último abril parado por una pequeña rotura a la altura del riñón derecho sufrida por una caída en la Amstel Gold Race, se ha disputado sobre sobre un sinuoso trazado, pero sin grandes cotas.

Se ha caracterizado por la larga fuga iniciada por cinco corredores.

Así, apenas cumplidos los primeros quince kilómetros, se marcharon del pelotón el quinteto formado por el danés Lasse Norman Hansen (Aqua Blue Sport), el holandés Brian Van Goethem (Roompot-Nederlandse Loterij), y los belgas Kenneth Vanbilsen (Cofidis), Ludwig De Winter (Veranclassic) y Timothy Stevens (Pauwels Sauzen-Vastgoedservice).

Los escapados, que llegaron a contar pronto con una ventaja de 3’50 sobre el pelotón, se mantuvieron agrupados hasta falta de unos 28 km para la meta, donde se fugó Hansen.

El corredor danés se mantuvo en solitario hasta falta de 10 kilómetros para la meta, cuando fue absorbido por el gran grupo. A partir de ahí, inútiles intentos de escapadas, con lo que la victoria se tuvo que decidir al esprint.

Ahí, en una línea de meta situada en ligera subida, el pelotón se quedó cortado en dos por la ya mencionada caída masiva a mitad de grupo, a poco más de un centenar de metros de la pancarta de llegada, y apareció la potencia de Coquard, que se alzó con el triunfo de etapa entre la veintena de corredores que se salvaron.
Este jueves se disputará la segunda etapa, con salida de Knokke-Heist y llegada a Moorslede, de 189,7 kilómetros.