El Festival Lumière homenajea a Jane Campion como tributo a las cineastas

Por EFE viernes 15 de octubre, 2021

Javier Villagarcía

 

EL NUEVO DIARIO, LYON, FRANCIA. – La neozelandesa Jane Campion se convirtió este viernes en la primera directora de cine en recibir el Premio Lumière por su contribución al mundo del séptimo arte en una ceremonia que se transformó en un homenaje para las cineastas en su año triunfal.

La entrega del galardón tuvo una potente carga simbólica puesto que la encargada de hacerlo fue la reciente ganadora de la Palma de Oro, Julia Ducournau, la segunda directora de la historia en triunfar en Cannes, este año con “Titane”, después de que Campion lo hiciera en 1993 con “El piano”.

La cineasta neozelandesa, de 67 años y autora de clásicos como “Retrato de una dama”, agradeció el premio “emocionada” y “sorprendida”, además de asegurar que se sentía como si hubiera peregrinado a Belén, en referencia a Lyon, la ciudad donde los hermanos Lumière crearon el cine a finales del siglo XIX.

“Pienso ahora también en sus mujeres y asistentas, que las tendrían”, añadió en una velada en la que recibió el reconocimiento de numerosas directoras de cine, como la libanesa Nadine Labaki, la estadounidense Bette Gordon y la italiana Alice Rohrwacher.

Ducournau no pudo contener la emoción al dedicar unas palabras a la homenajeada. “Me enseñaste que ser mujer significa luchar para ser libre y nunca dejar de serlo”, leyó entre lágrimas.

El director del Festival Lumière, Thierry Frémaux, presentó a Campion como “la artista de las primeras veces”, al ser igualmente la primera cineasta en triunfar también en Cannes como directora de cortometrajes en 1986 y la primera en presidir dicho certamen 28 años después.

Entre las casi 3.000 personas que abarrotaron el anfiteatro del Palacio de Congresos de Lyon se encontraban figuras del cine francés como Michel Hazanavicius y su esposa, Bérénice Bejo; Vincent Lindon, Agathe Rousselle e internacionales como el español Juan Antonio Bayona o el italiano Marco Bellocchio.

Unas horas antes de la ceremonia, en una charla en el lionés Teatro de Célestins, Campion se refirió a las dificultades que tiene las mujeres en esa industria.

“Las directoras de cine quieren ser simplemente cineastas. Siempre se habla de mujeres cineastas y nunca de hombres cineastas. Quizás algún día”, dijo con una pizca de ironía.

Afirmó también que “nunca hay que subestimar la represión que han sufrido las mujeres durante la historia. La situación no cambiará totalmente hasta que no tomen el control”, aseguró.

Campion está viviendo un exitoso regreso al cine con “El poder del perro”, doce años después de su anterior trabajo, “Bright Star”. Con su última película, un western lírico cargado de tensión, obtuvo el León de Plata a la mejor dirección en el pasado Festival de Venecia.

Este ha sido sin duda el año de las directoras de cine. Además de la Palma de Oro a Durcournau, la china Chloé Zhao obtuvo el Oscar a la mejor dirección y película con “Nomadland”, la francesa Audrey Diwan el León de Oro al mejor filme por “El acontecimiento” y la rumana Alina Grigore, la Concha de Oro gracias a “Blue Moon”.

Campion, que sucede en el palmarés a los hermanos Luc y Jean-Pierre Dardenne, no es la única mujer en recibir el Premio Lumière en sus trece años de historia, puesto que ya lo obtuvieron las actrices Catherine Deneuve y Jane Fonda.

En la lista de premiados también aparecen grandes cineastas como Clint Eastwood, Ken Loach, Martin Scorsese y Pedro Almodóvar.

Esta decimotercera edición del festival, que comenzó el pasado sábado y concluirá el domingo, también dedicó una retrospectiva a la directora japonesa Kinuyo Tanaka, referente del cine nipón de los años 50 y 60, además de rendir tributo a Bertrand Tavernier, reconocido director y presidente del Instituto Lumière desde su creación en 1982, que falleció el pasado 25 de marzo.