El exprimer ministro de la crisis tunecina presenta nuevo partido

Por El Nuevo Diario miércoles 29 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, TUNEZ.- El ex primer ministro tunecino Mehdi Jomâa, el hombre que pilotó el gobierno durante los meses más críticos de la transición democrática, presentó hoy su nuevo partido, una formación con la que pretende "renovar la escena política" local y aspirar a la presidencia en 2019.

Bautizado como Al Badil (el Relevo), la nueva formación es una más de las varias de corte nacionalista conservador que han aparecido en el país en los últimos meses bajo el liderazgo de antiguas figuras de la transición.

Y se perfila como una prueba más de la atomización de la clase política tunecina y del imparable declive del gobernante "Nidá Tunis", el partido con el que el actual presidente del país, Beji Caid Essebsi, trató de unificar la política nacional.

Jomaâ, que aceptó las riendas del gobierno en diciembre de 2013, en un momento en el que una serie de atentados extremistas puso la transición tunecina al borde del colapso, volvió este miércoles a la arena pública tras abandonar el poder en febrero de 2015.

Fundó entonces un centro de estudios políticos y sociales "el relevo tunecino" que hoy mismo transformó en un partido político, ya realizó la inscripción horas antes del acto de presentación, tal y como explicaron a Efe fuentes del partido.

"El objetivo ha sido contactar con la población, conocer sus aspiraciones y necesidades, y construir una base sólida para el partido", agregaron.

Ante un centenar de personas, y escoltado por la personas que le acompañan en la nueva aventura, el ex primer ministro, de 55 años, desgranó después las líneas generales de su programa con un discurso en el que apeló a los jóvenes.

"Tenemos una visión de futuro plena de esperanza, sostenida en los principios del trabajo y la iniciativa. Tenemos que recuperar la confianza en los recursos humanos que tiene nuestro país, hacer un Túnez para los tunecinos", afirmó.

"Queríamos trabajar y presentar primero un visión antes de hablar, porque se puede hablar mucho y no hacer nada", afirmó antes de insistir en que la elección y otros instrumentos democráticos "serán la norma".

En este punto, el exprimer ministro, ingeniero de profesión y que entró en política tras la revolución que en 2011 acabó con la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali y dio inicio a las llamadas "primaveras árabes", insistió en que deben ser la nueva generación de tunecinos la que pilote ese futuro.

"Vuestro deber es entrar en la escena política, no es un club privado ni exclusivo, ni siquiera para mí, todo el mundo tiene su lugar y solo se necesita arrancar", subrayó.

"Para esa Túnez que trabaja, que no hace ruido y que no se queja. Esa Túnez que quiere tomar el relevo. Sabemos que el camino será difícil viendo la política que se hace hoy, pero no cejaremos. Debemos confiar en nosotros y en nuestro futuro, y así recuperaremos la confianza y la sonrisa de los tunecinos", concluyó.

En el turno de preguntas, Jomaâ confirmó que el nuevo partido tiene intención de presentarse a las dos elecciones previstas en el país, las municipales pendientes desde 2011 que podrían celebrarse finalmente en 2018 y las presidenciales de 2019.