El Ejército israelí ataca puesto de Hamás en Gaza tras infiltración

Por EFE sábado 24 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN.- El Ejército israelí atacó hoy una infraestructura del movimiento islamista Hamás en la Franja de Gaza tras la infiltración de palestinos a territorio israelí.

“El Ejército revisa cualquier intento de dañar la infraestructura de seguridad israelí y la valla de seguridad, así como cualquier violación de la soberanía israelí sobre y bajo tierra”, declaró en un comunicado.

El incidente al que se refiere tuvo lugar este sábado cuando cuatro palestinos entraron hasta las obras que está realizando Israel para construir una muro de seguridad subterráneo, lanzaron objetos incendiarios y volvieron a la Franja, según las imágenes difundidas.

“No se registró ningún herido”, aseguraron fuentes médicas y de seguridad de Hamás.

El Ejército israelí considera que “se dañó la valla de seguridad y se produjo un intento de incendiar un vehículo de ingeniería, uno de los muchos incidentes graves que se han producido en el área de seguridad”, considera.

Israel atribuye a Hamás la responsabilidad de todo lo que ocurre en Gaza, ya que mantiene la gestión de la seguridad pese al acuerdo de reconciliación firmado en octubre con el partido nacionalistas Al Fatah, por el que estipuló la trasferencia de control de la Franja a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), todavía incompleta.

Hoy los medios locales difundieron las imágenes de cuatro personas saltando desde Gaza la valla de seguridad hacia Israel y corriendo hacia la zona de obras donde Israel trabaja en la construcción de un muro subterráneo.

“El Ejército advierte de que los incidentes, en los que los residentes de la Franja de Gaza están llamados a unirse, sirven para ocultar los intentos de dañar la infraestructura de seguridad y los intentos de dañar a civiles israelíes o las tropas”, agregó el comunicado castrense.

“Éste continuará frustrando todos los intentos de dañar al Estado de Israel y responderá duramente contra aquellos que desean dañar a civiles israelíes”, advirtió.

La tensión ha aumentado en la frontera entre Israel y Gaza desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, declarara Jerusalén como capital israelí, y cada viernes decenas de palestinos se enfrentan a las fuerzas de seguridad en la frontera, que establece una zona de seguridad que los locales no pueden traspasar.

El próximo 30 de marzo, las facciones palestinas han convocado marchas para desafiar las zonas divisorias con Israel en el llamado Día de la Tierra, que rememora una protesta de 1976 contra la confiscación de 2.100 hectáreas de tierra palestina por parte de Israel en la que murieron seis civiles en enfrentamientos con el Ejército israelí.

Apple Store Google Play
Continuar