El Día de Ayer 7 de octubre: Fecha Recordar y los Resultados Primaria

Por Francisco Rafael Guzmán lunes 7 de octubre, 2019

El 7 de octubre de 1973 fue un día que marcó un hito en la historia del pueblo dominicano, luego del fiasco de la guerrilla del Héroe de Abril -Francisco Alberto Caamaño Deñó-, el cual creyó que aislándose como lo hizo podía venir con ocho hombres a combatir a unas fuerzas armadas que obedecían a Balaguer.

Este  había propiciado muchos privilegios a altos oficiales que hoy -en su mayoría- han fallecido, mediante un proceso de acumulación originaria de capitales (sobre todo apropiándose de grandes áreas de terrenos propiedad del Estado).

El error de Caamaño fue creer que la guerrilla era una receta, la experiencia cubana no se podía reeditar; el propio Fidel Castro escribió un opúsculo con el título que una sólo puede ser hija de la cultura. La cultura cubana favoreció el que la guerrilla triunfara en una coyuntura histórica en que Cuba estaba plagada de matones a sueldo y de gángsteres financiados por la mafia de origen siciliano que tenía grandes inversiones en ese país.

Ese día era domingo y la oposición política a Balaguer celebró un mitin en la ciudad de Santiago de los Caballeros, con el cual dicha ciudad tembló, sin temor a equivocarme creó que después de la muerte de Trujillo no se había celebrado una manifestación tan grande en el primer Santiago de América.

Sin embargo, la que realizó el Acuerdo de Santiago varios meses después fue mucho mayor que esa, luego de que el PRD se dividiera y se formaran dos bloques de oposición: El Bloque de la Dignidad Nacional (con Bosch a la cabeza) y el Acuerdo de Santiago (con Peña Gómez a la cabeza). Sólo quiero referirme al mitin de la Dignidad Nacional en Santiago y comparar la situación que hoy vivimos.

Para ese mitin la oposición escogió el escenario de Santiago porque era el más adecuado para realizar el mismo, no fue casual que Peña Gómez, el PRD y los demás partidos del Acuerdo de Santiago, cuando el PRD se divide, se forma ese bloque y funda el PLD que va a encabezar al Bloque de la Dignidad Nacional.

Santiago tenía un grupo corporativo organizado en torno a la denominada Asociación para el Desarrollo Incorporado, la cual se apoyó en la Universidad Católica Madre y Maestra para catapultar un proyecto político de oposición a Balaguer.

Los empresarios de Santiago, organizados una parte importante de ellos en dicha asociación, tenían un rechazo  manifiesto con la forma como Balaguer aplicaba la Ley 299 de protección e incentivo industrial, que se según alegaban les perjudicaba a ellos, es decir, perjudicaba a los empresarios de Santiago.

Los empresarios de Santiago habían dado muestra de ser más conciliadores con sus trabajadores que otros grupos empresariales tradicionales, la intolerancia y la represión políticas de Balaguer aparentemente actuaba con cierto freno en la Ciudad Corazón, tanto era así que Negro Veras no salía de noche fuera de la ciudad de Santiago. Eran los tiempos en que los santiagueros y otros que no eran santiagueros podían decir Santiago es Santiago.

El primer mitin político de Balaguer se hizo en Santiago. Santiago era una plaza política importante, pese a que los militares de Santiago traicionaron a los constitucionalistas y la Fuerza Aérea de la base de esa ciudad pretendió hacer una masacre en el Hotel Matum   el 19 de diciembre de 1965, después de terminada la contienda bélica.

Ahora bien, el bloque de la Dignidad Nacional tenía su programa de gobierno, un programa que contemplaba la nacionalización de empresas como la Gulf and Westerm y otras empresas multinacionales o transnacionales. ¿Hoy día cual candidato habla de nacionalizar empresas extranjeras? Por el contrario, hoy se quiere sacralizar las inversiones extranjeras diciendo que generan empleos. ¿Cuáles tipos de empleos generan? Empleos de bajos salarios.

Hoy nadie habla de controles de precios, como nadie se plantea que los servicios de salud no deben estar en casi su totalidad -como los están- en manos privadas. Las AFP y las ARS casi todas son entidades privadas con fines de lucro en colusión con el capital financiero de los bancos. Así no debe ser, como tampoco debemos seguir viviendo con los tantos feminicidios, tanta delincuencia y tanta contaminación del medio ambiente.

 

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Anuncios

Comenta