El destino de la Organización de las Naciones Unidas

Por Francisco Rafael Guzmán

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue fundada en 1945, en la primavera de ese año en California, Estados Unidos, con la firma de la carta de San Francisco, la cual sería firmada por un grupo de países no tan numeroso. Sin embargo, hoy en día casi no hay un país del mundo que no sea miembro de ella, en los años ochenta el único país no era aceptado para formar parte de ella era Sudáfrica porque la ONU condenaba el régimen del apartheid que tenía vigente ese país; el apartheid, como se sabe, privaba de libertad de tránsito a los negros en Sudáfrica. Esto ocurría antes de ser libertado del presidio en que duró 27 años el gran luchador Nelson Mandela, ya que se convirtió en un gran líder en ese país, hasta alcanzar la condición de jefe de Estado. Pocos hombres ha dado la humanidad de la estatura moral de Nelson Mandela, a quien se le reconoció con el Novel de la Paz, otro jefe de Estado que se le reconoció con el premio Novel de la Paz fue el otrora presidente mexicano Luis Echavarría, propuesto por el Tribunal Russel, por haber publicado su famosa Carta de los Derechos y Deberes de los Estados.

Ahora bien, la ONU fue creada para preservar la paz en el mundo, desde que fuera fundada. Sin embargo, ella no ha llenado ese cometido, no solo porque no haya evitado la guerra que actualmente se desarrolla entre Rusia y Ucrania, si no por todas las guerras que se han producido y que no ha podido evitarlas desde que fue fundada. El ex jefe de Estado libio,  Muhammad Al Gadafi, en una ponencia en New York en una Asamblea de las Naciones Unidas, durante el gobierno de Barak Obama, llegó a referirse a que la ONU no había evitado 65 guerras que se han producido desde que fuera fundada. Según él, en esas 65 guerras murieron muchos millones de seres humanos. También se refirió el ex jefe de Estado libio a cómo se toman las decisiones en las Naciones Unidas. Además, se refirió al Consejo de Seguridad de esa organización, las atribuciones que tiene y los pocos países que están representados en ese organismo de la ONU. La ONU no ha podido evitar las guerras que sería su objetivo fundamental, pero tampoco al parecer ha podido contribuir o no ha contribuido en la lucha contra las epidemias, la preservación del medio ambiente, etc. La Liga de las Naciones o Sociedades de Naciones, su antecesora, fundada en 1919 (al terminar la Primera Guerra Mundial) y que llegó a estar constituida por 64 países, tal vez hizo mayores esfuerzos en la lucha contra las epidemias que su sucesora. En tal sentido, había publicaciones populares que se referían a las estadísticas de las epidemias, las cuales eran divulgadas por la Liga de las Naciones.

Ahora bien, todo el que haya estado pendiente de la historia del siglo 20 sabe cuál fue el papel de Rusia y de la coalición de países llamada Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, la lucha heroica de Rusia y la URSS contra el fascismo alemán en esa gran guerra. Además, las pérdidas humanas y materiales de Rusia y la URSS, de la cual Rusia era parte. No se entiende porque el presidente Joe Biden insistió en un principio en que Rusia quería invadir Ucrania y porque tanta insistencia de Ucrania de entrar en la OTAN, a menos que el interés no fuera el de atacar a Rusia. Ahora bien, si se pretendía atacar a Rusia, ahora: ¿Qué puede sacar Ucrania de la Guerra? El problema no es presentarse como víctima. Parece que las materias primas, especialmente los hidrocarburos, se están agotando mucho y los occidentales están muy preocupados.

La ONU no puede hacer nada, nada para prevenir cualquier conflicto bélico en el mundo; ya no vale ni el canto de la alegría, que reza: ..Escucha hermano la canción de la alegría… ven cantas vive cantando………. en que los hombres volverán a ser hermanos…. La ONU se agotó como organización para preservar la paz y capitalismo como sistema sigue ávido de riquezas y ganancias, como ave de rapiña, queriendo borrar fronteras de los Estados nacionales. Al gran capital no le importa la preservación del planeta y la vida. Nadie sueñe que borrando todas las fronteras y con el neoliberalismo y el libre comercio vamos a preservar la paz y la vida en el Planeta y nos vamos a librar de las amenazas de un holocausto nuclear. Hay que enterrar al neoliberalismo y el libre mercado, acabar con las AFP, ARS, los Bancos privados, los paraísos fiscales y poner controles de precios de las mercancías y frenar al gran capital. Eliminación de los acuerdos de libre mercado y solo dejar alguno si es necesario. Importar lo que no se produce, promulgar leyes anti-dumping.

Deberá eclosionar una nueva organización internacional que vele por paz y reclame la inactivación de todos los arsenales nucleares y las armas químicas y biológicas. La nueva organización mundial deberá tener autoridad para reclamar de las distintas naciones el respeto a iguales derecho de la mujer, reconocimiento  a las identidades culturales, étnicas, religiosas y establecer el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

   Francisco Rafael Guzmán F.         

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar