El desenlace en el PLD, la llegada de la verdad

Por Fernando Peña jueves 20 de junio, 2019

“La presidencia es el cargo con el que sueñan la mayoría de los políticos”, es el máximo puesto en la jerarquía de poder de los sistemas presidenciales, procurar la supervivencia en el mandato se convierte en un anhelo que, debe ser materializado a través del juego democrático.

Indiscutiblemente, como en los mejores o peores tiempos del PRD, el PLD de ahora se rasga en división, indisciplina y malquerencia que dejan un doloroso y amargo resultado, amenazando llevarse consigo liderazgos, historia y buenos gobiernos.

No es un problema ideológico, más bien político personal, de poder, donde a buna lid debería imponerse la regla del centralismo democrático y el que esté en minoría acatar la decisión de la mayoría, pero no, cual pasaje perredeista, es beligerancia, complot “o yo o que entre el mar”.

Al parecer el destino está marcado, o la minoría se somete y acepta parte del pastel que le corresponde o dejaran que se imponga el imperio de la democracia y que quede al descubierto los verdaderos liderazgos, el verdadero poder en el partido de gobierno.

No hay de otra. El escenario será habilitar a Danilo Medina, restituirle su derecho inculcado, presentarse como candidato, presentarlo en CP del PLD, presentar candidaturas presidenciales en el escrutinio abierto y que sean las masas que decidan.

Al final se impondrá la verdad, la realidad, habrá resabio, disgustos…pero Leonel Fernández se quedará en su partido, participará del juego democrático y uno que otro de sus adeptos y aliados conspirará contra el candidato Danilo Medina,

Como dice Hipólito Mejía: “Cada cual es dueño de sus actos” …

Total, el tema de la reelección presidencial no es nuevo en el país, ni mucho menos en la región latinoamericana.

Su discusión ha estado presente desde la formación de las nuevas Repúblicas en el siglo XIX.

Más en el PLD, que su poder y triunfos electorales se lo debe a que no es una organización de restricción, más si de flexibilización.

Es una sinrazón política no utilizar el capital político que ha acumulado Danilo Medina como presidente, que ha tenido éxito, con estabilización económica, que lo colocan en unos niveles de aceptación local e internacional, solo porque lo llevaron intencionalmente a ser proscrita a una nueva reelección.

El presidente Danilo Medina, al ser elegido por voto directo, es también identificado de forma directa por los votantes como el responsable de los buenos gobiernos realizados.

Deben pues los votantes en elecciones libres castigar o recompensar al presidente Danilo Medina por sus acciones, por ello se le debe habitar para presentarse de nuevo a los comicios electorales del 2020.

La modificación constitucional mediante la presentación de un Proyecto de Ley —que es debatido y decidido en el ámbito del Poder Legislativo_ va a general un cambio institucional legítimo que no pone en peligro el equilibrio de poderes.

Ahí quedará oficialmente habilitado el presidente Danilo Medina para presentarse nueva vez como candidato en el 2020.

Por Fernando Peña

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar